Presos políticos se declaran en huelga de hambre. Las esposas se encadenan en el Vaticano.
Presos políticos se declaran en huelga de hambre. Las esposas se encadenan en el Vaticano.
Edición 2466: Miércoles, 7 de Diciembre de 2016

Hecatombe Anunciada

Escribe: Luis F. Jiménez | Oposición venezolana anuncia retiro de la mesa de diálogo. Maduro la acusa de buscar el golpe de Estado en diciembre.

Presos políticos se declaran en huelga de hambre. Las esposas se encadenan en el Vaticano.
Presos políticos se declaran en huelga de hambre. Las esposas se encadenan en el Vaticano.
  • MUD anuncia retiro del diálogo por incumplimientos de gobierno; Maduro la acusa de buscar el golpe de Estado en diciembre.
  • Presos políticos en huelga de hambre y esposas encadenadas en el Vaticano.
  • Venezuela es suspendida de MERCOSUR, tensando las relaciones hemisféricas.
  • Los sufrimientos de la población venezolana aumentan día a día. Golpean las imágenes de quienes rebuscan alimentos en la basura.
  • La crisis en el sistema sanitario abruma con información sobre nuevos muertos por falta de insumos y medicinas.
  • Noticias alarmantes sobre la inflación (cuatro cifras para 2017); el descalabro de la economía y las finanzas nacionales pone a PDVESA al borde del default; el dólar está fuera de control y existe un verdadero caos monetario.
  • De las deplorables condiciones del sistema penitenciario surgen versiones sobre episodios de canibalismo en las cárceles.
  • Las castrenses Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP) para combatir la delincuencia se han convertido en escuadrones de la muerte.-
  • Crece la irritación de quienes son obligados a formar nutridas filas para obtener magras cantidades de alimentos.

Todo indica que asistimos a la crónica de una hecatombe anunciada. Solo un gobierno suicida puede creer que con un diálogo sin resultados gana tiempo. El tiempo juega en contra del gobierno.
La angustia cotidiana contrasta con la insensibilidad de las autoridades que se niegan a abrir el canal humanitario que acordaron establecer en la mesa de diálogo con la oposición y que toman a broma las penurias de la población en “La hora de la salsa” (la “dieta Maduro”, por ejemplo), programa en el cual el presidente debería abordar los temas que afectan a los venezolanos.  

Diálogo sin resultados
Esta angustia contrasta con la patética falta de resultados concretos en la mesa de diálogo que se instaló el 30 de octubre. Desde entonces, el gobierno solo liberó seis personas; el Foro Penal Venezolano, que asiste a las víctimas privadas de libertad y pide una amnistía para ellas, estima que quedan alrededor de 106 presos políticos que llevan dilatados períodos en condiciones deplorables. Ellos son meras fichas de negociación por parte del gobierno (en la tradición cubana) y cuando alguien es liberado, otros ingresan detenidos al sistema.

La oposición exige el cumplimiento de los acuerdos por parte del gobierno antes de la sesión del 6 de diciembre: Apertura del canal humanitario para alimentos y medicinas;  designación de dos rectores en el Consejo Nacional Electoral; que el Tribunal Supremo de Justicia anule la sentencia declarando a la Asamblea Nacional en desacato; y fijar fecha para la elección de los diputados a la AN por el estado Amazonas que renunciaron para allanar los acuerdos del diálogo.

Maduro: actitud suicida.
Maduro: actitud suicida.

La liberación de los presos políticos, acordada en el diálogo, copó la primera plana con la huelga de hambre iniciada por 14 detenidos en el Helicoide, prisión del servicio de inteligencia, y por el encadenamiento en la Plaza San Pedro, en el Vaticano, de Lilian Tintori y Antonieta Mendoza, esposa y madre de Leopoldo López, y Mitzy Capriles, esposa del alcalde de Caracas Antonio Ledezma.

En la Mesa de Diálogo se acordó designar los rectores del CNE a través de un acuerdo político en la AN pero el oficialismo solicitó al TSJ que designara los rectores aduciendo “omisión legislativa”. Ante ello, la oposición, que cuenta con los dos tercios de los votos, anunció que la AN designará los rectores, pues ya cumplió con el procedimiento para hacerlo y caducó el mandato de dos rectoras.
La MUD anunció el 2 de diciembre que suspendería su participación en la Mesa de Diálogo hasta que el gobierno cumpla los compromisos asumidos. Ese mismo día, Maduro denunció: “La derecha ha decidido irse al golpe de Estado en este mes de diciembre” … “Hay maniobras para implosionar la mesa de diálogo con la complicidad de uno de los factores acompañantes. Tengo pruebas.”

La reacción de Maduro y las pruebas a las que alude sería una carta del cardenal Pietro Parolin enviada por encargo del papa Francisco el 2 de diciembre pasado en la cual “demanda” la apertura de canales humanitarios para el ingreso de medicinas y alimentos, que se elabore un cronograma electoral, que se resitituya a la AN las facultades constitucionales y que se libere a los presos políticos. La carta fue enviada también a Samper, al delegado chavista Jorge Rodríguez y a la MUD. La reacción de Diosdado Cabello ha sido insultante contra Parolin.

Elecciones y corrupción
No se menciona en el diálogo la “solución electoral” de la crisis, que debería ser la esencia de las negociaciones. Ella consiste en someter a la voluntad popular ya sea la continuidad de Maduro en el poder (referendo revocatorio) o adelantar las elecciones presidenciales a comienzos de 2017. El gobierno, que suspendió el proceso del revocatorio en marcha, se niega a mencionar en la mesa de diálogo cualquier solución electoral antes de fines de 2018.

La dificultad es que cualquier mecanismo electoral implicaría la derrota del gobierno y llevaría a que tomaran estado público graves problemas como el narcotráfico y la corrupción que provocó la desaparición de las fortunas ingresadas por la bonanza petrolera. La culpabilidad de dos sobrinos de la esposa de Maduro decidida por un tribunal de Nueva York por tráfico de drogas provocó un terremoto político en Venezuela. El término “narcoestado” no solo se susurra; se imprime.

Este dilema de hierro (elecciones = cárcel de poderosos) impide encauzar un proceso pacífico que resuelva la crisis a través de elecciones libres y justas. Tal impedimento solo permite que continúen desarrollándose las tendencias de la economía y sociedad venezolana que conducen a la hecatombe.
Si la Mesa de Diálogo no arroja resultados importantes el 6 de diciembre, corre el riesgo de disolverse. Gobierno y oposición parecen haber llegado al límite. Ello acarreará el descrédito del papa Francisco y sería una tragedia para el pueblo venezolano. Y obligaría a pensar otras formas de coordinación en el ámbito internacional para apoyar formas de resolver la crisis.

Loading...