Edición 2560: Jueves, 11 de Octubre de 2018

Indulto Bipolar

Escribe: Fernando de la Flor Arbulú * |

El indulto es una figura jurídica que significa el perdón de la pena. Alguien sentenciado por algún delito puede ser indultado, es decir, dejar de cumplir la pena impuesta. Adviértase que la conducta ilícita mantiene su vigencia, aunque no se haga efectiva la sanción; a diferencia de la amnistía, que olvida el delito cometido.

La prerrogativa de indultar, que viene de antiguo, corresponde al presidente de la República. Así lo establece la Constitución. Se trata de una atribución sin condiciones. Sin embargo, el desarrollo de los derechos humanos y los tratados internaciones, han empezado a restringir el uso de dicha facultad. Para evitar una utilización indiscriminada del indulto que pretenda, indirectamente, instaurar la impunidad, las convenciones internaciones han establecido pautas.

Vayamos al caso de Alberto Fujimori. Haciendo uso de su prerrogativa constitucional e invocando razones humanitarias de salud, el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) indultó a Fujimori en la navidad del 2017.

Ahora hagamos memoria. Apenas días después de recuperar su libertad, Fuerza Popular, liderada por Keiko Fujimori,  saludó la liberación de Alberto Fujimori, pero –y esto es lo fundamental-  manifestó su expreso desacuerdo con la manera en que se tramitó y concedió el indulto humanitario. La razón para dicho desagrado –recordémoslo pues es historia reciente- fue que el fujimorismo no había logrado la vacancia de PPK porque algunos de los integrantes de su bancada parlamentaria no estuvieron a favor de dicha iniciativa.

Ejecutado el indulto y libre Fujimori, los deudos de las víctimas de los delitos contra los derechos humanos cometidos durante su gobierno,  recurrieron a la Corte Interamericana de Costa Rica para que evalúe la gracia concedida. La Corte dispuso que fuese el sistema de justicia peruano el que se pronuncie sobre el pedido. Cumpliendo dicho mandato, el Poder Judicial acaba de anular el indulto a Alberto Fujimori. Las consideraciones han sido varias, pero una de ellas está relacionada con el carácter político (no humanitario) de la medida, vinculada a la denuncia que se hizo acerca de un acuerdo político para evitar la vacancia de PPK.

Por eso, la reacción de Fuerza Popular a la anulación del indulto no puede haber sido más desconcertante. Invocando que finalice el odio y en actitud lacrimosa, ha declarado su pena porque Alberto Fujimori regrese a la cárcel; olvidándose que fueron ellos, los fujimoristas de Fuerza Popular, quienes objetaron la forma en que se había concedido el indulto humanitario.

La bipolaridad es un trastorno humano de carácter afectivo. Hay fluctuaciones notables en el comportamiento: de la euforia se pasa a la depresión, tan fácilmente como de la alegría a la tristeza.

Exactamente lo que han demostrado Fuerza Popular y Keiko Fujimori sobre la anulación del indulto a Alberto Fujimori: un trastorno bipolar.  

Loading...