Edición 2552: Jueves, 16 de Agosto de 2018

Jaque Político

Escribe: Fernando de la Flor Arbulú * | “Vizcarra ha realizado un par de lances de antología, y quizás un jaque mate”.

El presidente Vizcarra ha empezado una partida de ajedrez. Contra todo pronóstico y superando largamente la inicial impresión de un gobierno caracterizado por la mansedumbre, repentinamente, Vizcarra ha realizado un par de lances de antología y, probablemente, un jaque mate definitivo.
Veamos. Cuando en un solo mes la desaprobación de Vizcarra se duplicó, empezaron a aparecer los audios de la vergüenza (bautizados como el caso Lava Juez, copiando al escándalo Lava Jato), y el Presidente hizo su primer lance: convocó a legislatura extraordinaria al Congreso para que en aplicación del artículo 157° de la Constitución, destituyera a todos los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). No me dejarán mentir si digo que la inesperada movida desconcertó a los congresistas. Recordemos las primeras reacciones de algunos parlamentarios invocando el debido proceso, el derecho de defensa y la presunción de inocencia. Pero la inmensa mayoría del país y la gente en la calle se identificaron con el pedido presidencial. Conclusión de la jugada: el Congreso se reunió, acatando la convocatoria de Vizcarra, y en un día removió, por unanimidad, por haber incurrido en causa grave, a todos los miembros del CNM. Ojo: no hubo ningún congresista que votara en contra.

Con ocasión del mensaje de Fiestas Patrias, ya no solo para sorpresa de los congresistas sino del país, el presidente Vizcarra hace su segunda movida: anuncia que planteará, haciendo uso del derecho que constitucionalmente le asiste, una reforma constitucional destinada a modificar el sistema de nombramiento de los integrantes del CNM y, además, solicitará un referéndum para que sea el pueblo el que la ratifique, conjuntamente con tres temas adicionales que apuntan a realizar un cambio político: la bicameralidad, la no reelección de parlamentarios y el financiamiento de las campañas electorales.
El ajedrez es un juego de inteligencia estratégica, complejo y absolutamente racional.

Vizcarra ha hecho, otra vez, una movida que difícilmente puede dejar de sopesarse. No se trata de que los cuatro temas propuestos sean necesariamente los que se sometan a referéndum. Se trata de que haya consulta popular; que el pueblo sea preguntado y responda.

Si, como todo pareciera indicarlo, el Congreso acoge el pedido presidencial y se convoca a referéndum, el presidente Vizcarra saldrá políticamente empoderado; y su fortaleza estará en la ciudadanía que lo acompañará en toda iniciativa destinada a recuperar la institucionalidad del país.

Contrariamente, si el Legislativo desatiende la solicitud o desnaturaliza el referéndum, entonces, Vizcarra habrá producido un jaque mate: el rey estará amenazado, sin posibilidad de escapar de su derrota. El pedido de confianza del Gabinete ministerial al Congreso, acompañado de la indignación nacional, resultará inevitable.   

*Abogado y fundador del Foro Demócratico

Loading...