Edición 2533: Jueves, 5 de Abril de 2018

De Algunas Ironías su Historia

Escribe: Fernando de la Flor Arbulú * | “El concepto y los alcances de la lucha anticorrupción que maneja FP son bastante relajados.”.

Hay varias ironías en los recientes acontecimientos ocurridos en el país. La más destacable es que el fujimorismo de Keiko Fujimori haya enarbolado la bandera de la lucha anticorrupción, pretendiendo que se olvide, de un lado, las características del gobierno que se ejerció durante la década de 1990-2000, y desviando la atención, de otro lado, a las investigaciones actualmente en curso por los aportes en efectivo que la empresa Odebrecht entregó para financiar la campaña electoral de la misma Keiko Fujimori.

Pero más irónico aún es que la proclama de la honradez la haya hecho el fujimorismo aparentando solemne seriedad, como si fuese genuina su cruzada, omitiendo decir que tanto el autor de las grabaciones de los vídeos exhibidos recientemente como los personajes grabados en los mismos, son congresistas que llegaron al parlamento en la lista de Fuerza Popular en las últimas elecciones. Pareciera entonces, que el concepto y los alcances de la lucha anticorrupción que maneja son bastante relajados.

No deja de ser irónico, también, que sean los vídeos, otra vez, los instrumentos utilizados en la escena política, tal cual hace casi un par de décadas lo hizo Vladimiro Montesinos, con especial esmero y no menos perversidad, durante el régimen de Alberto Fujimori, para dejar grabadas las escenas de esa década de la vergüenza. A este respecto, cabe recordar los tristemente célebres vladivídeos, en los cuales jamás faltaron los cerros de billetes de dólares americanos (nunca soles), entregados en bolsas de mercado a los visitantes de la recordada salita del servicio de inteligencia.

Igualmente irónico es que Martín Vizcarra haya podido acceder, en un ambiente de franca tranquilidad y alivio, a la presidencia de la República, aplicándose la sucesión prevista en la Constitución ante la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, porque en su momento no cedió a la presión fujimorista, que hace menos de un año, en mayo de 2017, exigía que se apartase de la vicepresidencia del Perú, invocando consideraciones morales. De haberlo hecho, no podría haberse facilitado, ahora, la normal transición institucional que se ha producido.¡¡ Vaya ironía de la historia ¡¡

La ironía es una figura que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se expresa. Una especie de burla sutil o broma encubierta.

Los recientes acontecimientos sucedidos en la política nacional, acaban de confirmar su plena vigencia.     

Loading...