Cacao: fruto que se recoge desde hace millones de años en Cusco.
Cacao: fruto que se recoge desde hace millones de años en Cusco.
Edición 2590: Viernes, 17 de Mayo de 2019

VIDEO: El Cacao es Peruano

En este capítulo de la serie Sí Podemos damos una mirada diferente al mundo del cacao. Una empresa peruana realiza una serie de esfuerzos para aprovechar el cacao fino, entre ellos el Chuncho, considerado el primer cacao del mundo.

Cacao: fruto que se recoge desde hace millones de años en Cusco.
Cacao: fruto que se recoge desde hace millones de años en Cusco.

Mientras Luis Nina camina por el bosque y escucha las hojas crujir bajo sus pies, pero no deja de mirar las copas de los árboles. Busca unos frutos amarillos de regular tamaño, y los árboles están cargados; Es tiempo de cosecha para el cacao Chuncho.

Cacao Chuncho.
Cacao Chuncho.
Luis es heredero de una tradición milenaria. En estos mismos bosques, hace millones de años, antes de que el hombre existiera, apareció por primera vez un cacao fino y de aroma. Pero hace unos 10,000 años, las tribus que habitaban estas zonas conocieron el cacao y comieron su pulpa por primera vez.

Evert Thomas, investigador científico de Bioversity International, maneja la hipótesis, a punto de ser comprobada, de que el origen de los cacaos finos del mundo, está aquí, en Cusco. “El cacao como especie, es amazónica, pero los cacaos finos de aroma, casi sin duda, salieron todos del sur del Perú, de Cusco específicamente”, nos dice el Dr. Thomas.

Cruzando información, con los estudios del arqueólogo Quirino Olivera, quien ha encontrado en la zona de Jaén restos de cacao en vasijas ceremoniales de más de 5,000 años de antigüedad, el cacao blanco de Piura llegó desde el Cusco también. La teoría dice que los nativos que se transportaban por los ríos, que en Perú todos van de sur a norte, llevaban los frutos del cacao que más les gustaban. En este caso, uno especial que tenía las pepas blancas. Esta práctica, con el tiempo, fue creando una sub-especie única, en la zona norteña, que dio origen al conocido cacao piurano.

Pero, ¿para qué sirven los cacaos finos de aroma y porque es bueno tener toda esta diversidad? Son cacaos que además del sabor a chocolate, ostentan sabores y aromas frutales, florales, a miel o a nueces. Podemos encontrar por ejemplo, un cacao que tenga trazos de maracuyá o almendras. Es justamente estas características las que están siendo muy buscadas por la relativamente nueva industria del chocolate fino.

Según algunos expertos consultados, la industria del chocolate fino podría empezar a parecerse a la del vino, donde un producto, hecho con una determinada variedad de ingrediente, producido en un lugar y a una altura específica, cosechado en un año determinado, daría un producto especial que según sus características podría producirse en cantidades limitadas y volverse objetos de culto para ciertos nichos de mercado, alcanzando precios nunca antes vistos.

Granos del cacao Chuncho, uno de los más finos, y probablemente el primer cacao del mundo. 
Granos del cacao Chuncho, uno de los más finos, y probablemente el primer cacao del mundo. 
Pero regresando a la realidad, existe en el Perú, una empresa que aprovecha muy bien las bondades de este cacao, y se llama La Ibérica. Una empresa que desde hace 100 años, descubrió el cacao Chuncho y lo ha usado siempre en sus recetas.

Conscientes del valor de este ingrediente, La Ibérica apoya consistentemente a los agricultores, que como Luis Nina, cultivan el Chuncho,  ayudándolos con investigación, asesoría y por supuesto, el acceso a mercados de mayor valor.

Conozcan más de este increíble ingrediente, y de todo lo que se está haciendo en selva de Cusco, para preservarlo y mejorarlo cada día más.

La Ibérica, una empresa con más de 100 años en la fabricación de chocolate, utiliza el chuncho. 
La Ibérica, una empresa con más de 100 años en la fabricación de chocolate, utiliza el chuncho.