Seleccionadas dominan la belleza del ballet y la destreza de la acrobacia.
Seleccionadas dominan la belleza del ballet y la destreza de la acrobacia.
Edición 2596: Jueves, 27 de Junio de 2019

Fénix del Deporte

Escribe: Marjorie Ramos |La gimnasia peruana renace y por primera vez en la historia participará en sus tres modalidades en los Juegos Panamericanos.

Seleccionadas dominan la belleza del ballet y la destreza de la acrobacia.
Seleccionadas dominan la belleza del ballet y la destreza de la acrobacia.

"Aquí se dejó de competir por 25 años, cuando se hicieron los Bolivarianos en el Perú no había niñas para competir", señala la entrenadora cubana Maricela Rodríguez, quien lidera junto al entrenador peruano Dixon Morales, el equipo de gimnasia rítmica que nos representará en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

La selección, que ya entrena en el Polideportivo de Villa el Salvador –nuevo recinto de la Federación Deportiva Peruana de Gimnasia–, está conformada por cinco jovencitas de entre 16 y 19 años de edad. Aunque no lo parezca, la mayoría de ellas empezó en este deporte hace apenas tres años.

Por ejemplo, Camila Rodríguez –una de nuestras representantes– descubrió a los 13 años su “gusto por las acrobacias”. Ella cuenta que el camino “ha sido duro” porque ha tenido que esforzarse “el doble para conseguir mejorar mi propio físico y flexibilidad”.

Gimnasta Agüero obtuvo medalla de oro en el último campeonato sudamericano. Derecha, De cabeza. Peruana Fabiola Díaz quedó quinta en viga en una Copa del Mundo.
Gimnasta Agüero obtuvo medalla de oro en el último campeonato sudamericano. Derecha, De cabeza. Peruana Fabiola Díaz quedó quinta en viga en una Copa del Mundo.

A pesar de que nuestra selección es aún joven, nuestras chicas avanzando en sus metas. “Ahora estamos sobre una calificación de 11.550 que para el nivel sudamericano en bastante bueno”, afirma la instructora Rodríguez. Y comenta que este año competiremos con cinco balones, tres aros y dos masas. Mientras que la gimnasta peruana-suiza Carla Corminboeuf llevará cuatro rutinas individuales.

Del otro lado de la ‘cancha’, los atletas de artística también vienen preparándose. Su caso es particular, pues es el único equipo de gimnasia que presentará conjunto femenino y masculino.

Daniel Agüero es uno de los más destacados deportistas peruanos en esta disciplina; obtuvo medalla de plata en los Bolivarianos y medalla de oro en el último Sudamericano. Además, este año participó en una Copa del Mundo, en Croacia, donde logró un cuarto puesto. “Es mi mejor resultado”, afirma el joven atleta.

Agüero cuenta que “nunca es fácil, llegar a alto rendimiento porque te pierdes de muchas cosas, estudio por ejemplo”, pero que él se “ha dedicado al 100% a esto para en los Panamericanos darlo todo”.

Carmen León, viene desde Independencia, y es una de las atletas más flexibles.
Carmen León, viene desde Independencia, y es una de las atletas más flexibles.

En el caso de las gimnastas mujeres, el equipo está aún por definirse. El instructor Palmiro del Solar sostiene que “hace cuatro años no había atletas”. Sin embargo, a partir del 2017 se logró formar gimnastas que representarán al Perú en el extranjero.

Una de ellas es Fabiola Díaz, quien vino hace tres años desde Madre de Dios con su familia para entrenar en Lima. La gimnasta logró un quinto puesto en viga en la Copa del Mundo y va por más. “Los Juegos Panamericanos van a ser una nueva experiencia y lo mejor es que va a ser en nuestro país”, señala entusiasmada.

El equipo peruano de artística femenina participará en cuatro modalidades: barras asimétricas, liga de equilibrio, piso y salto. Mientras que los hombres compiten en todos los aparatos: piso, caballo con arzones, salto, anillas, barras paralelas y la barra fija.

La carta que nos representará en trampolín es el huanuqueño Miguel Valencia, quien por primera vez participará en una competencia internacional.

Países élite en la gimnasia como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Cuba y Venezuela son los rivales más fuertes. En este escenario Perú tendrá que dar su mejor salto y demostrar que la gimnasia en el país sigue viva.