Edison ‘Oreja’ Flores entró en el segundo tie  mpo y marcó el definitivo y tercer gol en el minuto 95, cuando ya estábamos en los descuentos.
Edison ‘Oreja’ Flores entró en el segundo tie mpo y marcó el definitivo y tercer gol en el minuto 95, cuando ya estábamos en los descuentos.
Edición 2595: Jueves, 20 de Junio de 2019

Copa América, Brasil 2019: Copa sin Copia

Escribe: Eloy Jáuregui | Aunque Perú ganó con lujos, aún no es categórico en su juego. Definirá pase a cuartos de final con Brasil.

Edison ‘Oreja’ Flores entró en el segundo tie  mpo y marcó el definitivo y tercer gol en el minuto 95, cuando ya estábamos en los descuentos.
Edison ‘Oreja’ Flores entró en el segundo tie mpo y marcó el definitivo y tercer gol en el minuto 95, cuando ya estábamos en los descuentos.

Los tres goles peruanos contra Bolivia fueron unas pinturitas. Guerrero, Farfán y el ‘Oreja’ Flores, en el majestuoso Maracaná, anotaron con arte y plasticidad, eso que a veces luce el fútbol del equipo de Gareca. A veces, insisto. No habíamos empezado bien contra Venezuela y se igualó con más dudas que virtudes. Y es que el equipo daba la sensación de un aburguesamiento repentino, pero este fútbol tiene memoria, y de cuando vez aparece el malabar efectivo y la lucidez conceptual para el funcionamiento colectivo.

Paolo Guerrero igualó el marcador 1-1 en el minuto 45.
Paolo Guerrero igualó el marcador 1-1 en el minuto 45.

Si me dicen que este es el mismo equipo que el de Rusia se equivocan. El sistema, los planes tácticos y la estrategia operan de otra manera. Se pasa al ataque casi sin trámite en el medio y, aunque la presión se estructura desde muy atrás, es evidente que se juega con el criterio moderno de la rotundidad y la velocidad. Por ello Gareca opta por jugar con Paolo y Farfán juntos –cierto como lo hace Uruguay con Cavani y Suárez– y ambos flotan con libertad del medio y en adelante. Así, no es un equipo previsible como advierten muchos.

Pero esa fórmula hay que trabajarla. Oblitas contaba que este equipo iba a dar sorpresas. Y allá, en el laboratorio de la Videna, uno ve que se incrementó la burocracia. Ahora hay más asesores, especialistas y otros científicos deportivos. Y cierto, Gareca construyó una suerte de ministerio para sacar adelante su plan. Un trabajo que admite corrupción, como me dice un asistente. Y suena extraño, ahí donde los presidentes de la FPF terminaron presos. Sí, por ladrones, revendedores de entradas o asesinos. Ahí se erige la maquinaria de Gareca.

Guerrero alcanzó el récord de ‘Lolo’ Fernández al marcar en cinco ediciones de la Copa América.
Guerrero alcanzó el récord de ‘Lolo’ Fernández al marcar en cinco ediciones de la Copa América.

Pero igual ocurre en Brasil, Argentina y Colombia, donde el fútbol se trabaja con políticas de Estado. Ahí donde la trilladísima sentencia –“el fútbol es lo más importante de lo no importante”– se sigue practicando. Y aunque también el fútbol pasó por la fiscalía y los tribunales, sigue manteniendo esa magia que es el maná que brota de las pistas y las losas deportivas. Por ello no dejan de invitar al gran Hugo Sotil a cuanta presentación de ropa deportiva o trajes de calle se promocionan. Y uno observa al ‘Cholo’ y se da cuenta que la vida le pasó una factura bien cara. Pero es el ‘Cholo’, el profeta del barrio, la quimba, el amague, entonces eso trae recuerdos, y ahí  comienza el misterio de nuestro fútbol.

En el minuto 55 Jefferson Farfán marcó el 2-1 que le dio vuelta a la tortilla de un certero cabezazo.
En el minuto 55 Jefferson Farfán marcó el 2-1 que le dio vuelta a la tortilla de un certero cabezazo.

¿Y por cuánto tiempo se puede hablar de fútbol en el Perú sin caer en la estupidez?, se preguntan los intelectuales. Y es complicada la ecuación. En este país donde las estrellas del fútbol están más cerca de las caderas de las vedettes o de lo que sentencian las madres de los cracks, aquí el fútbol es alimento sin octágono. Hay que mirar nomás las estadísticas de la venta de los diarios deportivos y luego conversamos. Y vaya usted a los barrios y mire la cantidad de casas de juego que tiene al fútbol como la última esperanza de los recontra misios.

Y el fútbol está en la sopa y en el cable. Es que ese juego estúpido, a decir de J.L. Borges, usurpa hoy los terrenos que antes lo ocupaban el debate político, las grandes ideologías, la cultura y la educación, el ensayo y otras manifestaciones que fomentan el pensamiento y los valores cívicos. No faltan quienes dicen que la televisión y el Internet contribuyen significativamente en este proceso de infantilización social, de cuyos riesgos ya nos pusieron en alerta los filósofos y sacerdotes.

En el Perú, como nunca antes  del Mundial de Rusia, se escribieron y editaron decenas de libros sobre el fútbol y sus protagonistas. Y es que la fanatización de los aficionados ha ido, asimismo, creciendo en paralelo, y aquellas franjas de la sociedad hasta entonces situadas al margen del mismo fútbol. Entonces se consume fútbol y se habla de fútbol y se alienta al fútbol como ya se hizo evidente con esa masa de peruanos que empeñaron hasta la silla de ruedas para ir a ver a la “rojiblanca” en un torneo mundial. Pasión y erotismo de una multitud que asiste al espectáculo más grande del planeta y solo para gritar un gol.

Perú le volteó el partido a Bolivia, que venía de perder 3 a 0 ante Brasil.
Perú le volteó el partido a Bolivia, que venía de perder 3 a 0 ante Brasil.

Pero hay unas deudas impagadas. “Es injusto que los intelectuales hayan mirado tan poco el fútbol”, dijo el gran Valdano. ¿Acaso no es el primer productor de conversación en el mundo entero? ¿Acaso los intelectuales no se preocupan por analizar y reflexionar sobre lo que pasa en la sociedad? Entonces, ¿por qué no se atreven a analizar al fútbol como fenómeno social? “Hay un temor del intelectual a lo que es la esencia del juego”, concluye. Pero eso que es inexplicable aún y que no haya podido explicar el fútbol y su esencia es lo que lo hace maravilloso, según el goleador  argentino.

Pero regresemos a la Copa América. No hubo sorpresas, ganaron los que debieron ganar, no apareció hasta ahora una estrella nueva y ver un partido de Paraguay o Ecuador sigue siendo tan aburrido como bailar con la hermana. Perú definirá su pase a cuartos de final contra Brasil este sábado 22 de junio a las 2 p.m. (hora peruana). Pase lo que pase, Perú seguirá soñando con el título. Y nos emborracharemos y nos sentiremos un fanático como los de Boca Juniors o el Flamengo. Y Messi puede seguir dribleando a cuanto tonto de capirote se le presente. Los peruanos seguiremos enamorados como Paolo de Alondra o como Farfán de Yahaira.