Edición 2532: Miércoles, 28 de Marzo de 2018

La fiesta en la Calle de las Pizzas

Por: Alonso Sotelo |

Seguimos en racha. Perú demostró estar en un buen nivel al tener un buen partido ante su similar de Islandia, y como era de esperarse, la ilusión y esas ganas de alentar del hincha no faltaron.

La Calle de las Pizzas albergó nuevamente a niños, jóvenes, adultos y hasta ancianos para poder disfrutar de este cotejo. Mientras los seleccionados brillaban en el estadio Red Bull de New Jersey, los aficionados se jugaron su partido aparte en el distrito miraflorino.

Desde latas de cerveza a cuatro soles cada una, hasta los infaltables posters, que se vendían al mismo precio. “Tengo de Cueva, Farfán y de Flores”, dice la vendedora que estaba en gestación. Transmitiéndole esas ganas de querer a la selección peruana a su hijo cuando nazca.

Ver: La Fiesta del Fútbol en Nueva Jersey

André Carrillo y Raúl Ruidíaz festejan el gol de Jefferson Farfán. (Foto: Edilberto Alvarado)
André Carrillo y Raúl Ruidíaz festejan el gol de Jefferson Farfán. (Foto: Edilberto Alvarado)

Cuando corrían los dos minutos de juego, el cabezazo de Renato Tapia, permitió que la gente celebre y grite tan temprano. Muchas personas recién se acomodaban y pedían la orden, pero eso no importó para el hincha peruano. Veinte minutos más tarde, Gudni Fjóluson, puso el empate y los jugadores se iban al descanso con un empate.  

Pero la fiesta seguía. Un señor moreno, canoso, con bigotes y vestido con una camisa oscura; llevaba un cajón negro para poner la música criolla. Héctor Uchuya es su nombre, y se hace llamar ‘El Capotal de Chincha, la voz criolla hecha canción’. Tiene el arte de con solo tocar el cajón poner a bailar a cualquier persona.

Un gol de Raúl Ruidiaz hizo que la gente se alivie, ya que soñaban con un triunfo peruano. Minutos más tarde, se preparaba Christian Benavente, y los aplausos de ánimo no faltaron. Un jugador muy querido, a pesar de que recién se está incorporando a este grupo que formó Ricardo Gareca.

Jefferson Farfán dispara para anotar el tercer gol peruano ante la marca de los defensores de Islandia. (Foto: Edilberto Alvarado)
Jefferson Farfán dispara para anotar el tercer gol peruano ante la marca de los defensores de Islandia. (Foto: Edilberto Alvarado)

Para asegurar el partido, Jefferson Farfán anotaba el tercero y la sonrisa era más grande para la gente que vino de otros distritos. Pitazo final. Los cánticos crecían, las personas se retiraban, los abrazos eran largos y las risas se combinaban con carcajeadas.

Tres banderas: una de Miguel Grau y dos peruanas flameaban en el centro de la pista de Diagonal, mientras se escuchaba el “Olé, olé, ole, cada día te quiero más”, seguido de un “soy peruano. Es un sentimiento. No puedo parar”.

‘Nación Bicolor’ fue el grupo que se encargó de hacer una pequeña parte de Miraflores en una fiesta. Entre 200 y 300 personas son las que conforman esta barra que nació hace nueve años. Gente de Surco, Chorrillos, San Juan de Miraflores y Villa María del Triunfo lo conforman. “El único requisito para pertenecer acá es venir a alentar a la selección incondicionalmente”, afirma Jesús, uno de los primeros en pertenecer a este grupo de hinchas.
 

Loading...