La Favorita tiene 10 nominaciones, incluyendo Diseño de producción y Vestuario. Bedoya cree que Cuarón ganará como director. Pawlikowski podría dar batacazo.
La Favorita tiene 10 nominaciones, incluyendo Diseño de producción y Vestuario. Bedoya cree que Cuarón ganará como director. Pawlikowski podría dar batacazo.
Edición 2576: Jueves, 7 de Febrero de 2019

Puliendo a Óscar

Escribe: Jaro Adrianzén | Tres críticos pronostican las ganadoras en una edición controversial.

La Favorita tiene 10 nominaciones, incluyendo Diseño de producción y Vestuario. Bedoya cree que Cuarón ganará como director. Pawlikowski podría dar batacazo.
La Favorita tiene 10 nominaciones, incluyendo Diseño de producción y Vestuario. Bedoya cree que Cuarón ganará como director. Pawlikowski podría dar batacazo.

Hay consenso entre los conocedores: el caballero desnudo y dorado ha perdido buena parte de su brillo. “La producción que el Óscar está reconociendo como la imagen de prestigio de Hollywood es bastante baja. Creo que es un año muy mediano, por no decir mediocre”, dispara el crítico Ricardo Bedoya. Lo secunda su colega ‘Chacho’ León, quien señala que “son los Óscar menos interesantes en mucho tiempo”.

Para León y Rojas, El infiltrado del KKKlan es de las mejores. Pero no ganaría.
Para León y Rojas, El infiltrado del KKKlan es de las mejores. Pero no ganaría.
El balance tras la charla con ambos arroja que Pantera Negra, Bohemian Rhapsody y Nace una estrella no tenían los méritos para competir como Mejor Película. Bedoya considera un “despropósito” haber nominado a la cinta de superhéroes. Mientras que León califica como “un poco excesiva” la inclusión de la cinta de Bradley Cooper. Y los dos coinciden en que no debió estar el biopic de Freddie Mercury. La nominación de dos de los filmes respondería a una ‘transacción’: “Hace unos meses se dijo que iban a crear una categoría para la película más popular, que quedó en nada. Pero de alguna manera eso se ha infiltrado a través de cintas como Pantera negra y Bohemian Rhapsody”, ensaya Bedoya. Algunas de las que pagaron pato y se quedaron fuera de la 91° edición de los Óscar son El reverendo, de Paul Schrader; No dejes rastro, de Debra Granik; Wild life, de Paul Dano; La mula, de Clint Eastwood; The rider, de Chloé Zao; y Eighth grade, de Bo Burnham. Laslo Rojas, de Cinencuentro, agrega a Lazzaro felice, de Alice Rohrwacher, como una de las que pudo estar, pero entre las extranjeras.

Por otro lado, hace rato que los vientos de Hollywood soplan en una dirección distinta a la de los mejores y más inteligentes entretenimientos. La Academia, lejos de tener el criterio de un jurado, selecciona y premia mirándose el ombligo en el espejo. Y considerando qué cintas le dan más ‘prestigio’ ante el mundo. Así se explican las 10 nominaciones de Roma, de Alfonso Cuarón. No era para tanto. “No hubiera puesto de candidata a la protagonista, Yalitza Aparicio. Es una de las nominaciones más políticas que tiene la competencia”, asegura ‘Chacho’. “Uno lo ve y dice: ‘esto es una cachetada a Donald Trump’. Pero ya es la corrección política al exceso”, agrega. Rojas está de acuerdo con la nominación de Aparicio pero señala que “en lo de actriz de reparto para Roma [Marina de Tavira] la Academia sí se pasó de vueltas”.

Por Roma, la profesora Yalitza Aparicio podría ganarle la partida de Mejor Actriz a Glenn Close, excepcional en La buena esposa.
Por Roma, la profesora Yalitza Aparicio podría ganarle la partida de Mejor Actriz a Glenn Close, excepcional en La buena esposa.

A pesar de eso, la cinta del mexicano es favorita para Mejor Película, a menos que se lleve el premio a Mejor Extranjera, categoría en la que también está nominada. En ese caso, las otras dos candidatas fuertes, según Bedoya, son Green Book, de Peter Farrelly, y La Favorita, de Yorgos Lanthimos. La primera cuenta la amistad entre un pianista negro y el chofer italoamericano que contrata para una gira por Estados Unidos en 1962, y la segunda es un retrato de humor negrísimo que narra las manipulaciones políticas durante el reinado de Ana de Gran Bretaña. Allí el conflicto se arma entre los personajes de Rachel Weisz y Emma Stone, quienes pelean por hablarle al oído a la reina. Ambas son notables y el premio a Mejor Actriz de Reparto sería para una de las dos.

“Poner a Pantera negra entre las mejores del año me parece un despropósito”, sostiene Bedoya.
“Poner a Pantera negra entre las mejores del año me parece un despropósito”, sostiene Bedoya.

En La Favorita, Olivia Colman, nominada a Mejor Actriz, encarna a la reina. Y asegura que el director, Lanthimos, “quiere que seas humano y auténtico, así que no te queda más remedio que apostarlo todo”. Ella compite junto a Yalitza Aparicio y Glenn Close, quien tiene casi todas las chances de ganar por su papel en La buena esposa.

Para Mejor Actor el premio se definiría entre Rami Malek, por su Freddy Mercury en Bohemian Rhapsody; y Christian Bale, por encarnar Dick Cheney, exvicepresidente de EE.UU., en Vice. “Son dos actuaciones típicas de la Academia: transformistas, camaleónicas, enérgicas, corporales, de cambios vocales, de pronunciación y dicción”, explica Bedoya.

Emma Stone en La Favorita. Compite con Rachel Weisz en Actriz de Reparto.
Emma Stone en La Favorita. Compite con Rachel Weisz en Actriz de Reparto.

Alfonso Cuarón es el favorito para Mejor Director. Pawel Pawlikowski (Cold War) y Spike Lee (El infiltrado del KKKlan) son su competencia directa, aunque el último sea el que menos chances tiene. En caso gane Cuarón, se repetirá lo del 2014, 2015, 2016 y 2018, años en los que un mexicano (el mismo Cuarón, dos veces Alejandro Gonzales Iñárritu, y Guillermo del Toro) se alzó con la estatuilla de mejor realizador. El de Mejor Guion se lo llevaría Adam McKay por Vice. Y Actor de Reparto sería para Mahershala Ali (Green Book), como en el 2017. Isla de Perros, de Wes Anderson, ganaría el de Película Animada, estima Rojas.

Edición poco interesante, dice ‘Chacho’. Derecha, Christian Bale: Dick Cheney en Vice.
Edición poco interesante, dice ‘Chacho’. Derecha, Christian Bale: Dick Cheney en Vice.

La ceremonia será a las 8 p.m. del domingo 24 de febrero. Este martes se confirmó que no habrá presentador. Pero eso no es lo único que hará que esta edición sea abismalmente distinta.