Reynaldo Naranjo: acusado.
Reynaldo Naranjo: acusado.
Edición 2572: Jueves, 10 de Enero de 2019

Concolón 2018

Reynaldo Naranjo: acusado.
Reynaldo Naranjo: acusado.

Así la mayoría de recuentos nos digan que la producción literaria de 2018 estuvo de la pitrimitri, el lector no se sirve ese calentado. Más allá de algunas excepciones, nos queda claro que las manifestaciones literarias a recordar no estuvieron en los libros, sino en una dimensión paralela que tiene mucho de pistazo endiablado.

Veamos, destaco la protesta en la FIL del colectivo Comando Plath en la presentación de la última novela de Gustavo Faverón, que pasó de vaporoso brigadier virtual a piñata escolar. Cuánto mal rato hubiera ahorrado este señor si pedía disculpas. No olvidemos el ya histórico reportaje de Gabriela Wiener y Diego Salazar sobre el mediocre poeta y violador Reynaldo Naranjo. Tampoco el testimonio de Claudia Cisneros sobre el poeta Luis Enrique Mendoza. Menos el atarantamiento silencioso del grupo Kloaka y sus aliados, supuestos representantes de la superioridad moral, cuando uno de sus vates banderita, Domingo de Ramos, fue acusado de intento de violación por la artista Ale Wendorff. Situaciones serias, que hasta hace un tiempo solo quedaban en la indignación del Inbox. Felizmente, eso ya acabó: las mujeres que escriben y publican han decidido no callar más.

Lamento la situación de la poesía peruana actual. Algunos creen que esta puede hallarse en mesas de debate, en la gestión de recitales mediante grupos que son vientres de alquiler, en las reseñas delivery entre poetas y en toda ocurrencia menos en lo que importa: la epifanía del poema. Para que el tema de lo Sentimentalito haya sido discutido es porque estamos hasta las huevas.

¿Reírse o molestarse? El narrador local es un indignado estratégico. Se queja de todo, asume un rol justiciero. Ejemplo: embistieron contra la organización del Hay Festival cuando se sabe que rogaron hasta el final para ser invitados. Coherencia, pues delirantes chiquitines.

Loading...