De izquierda a derecha: Santos Suna Pérez, Tiburcio Suna Quispe y Gregorio Laura Suna. Hijo y primo flanquean al padre.
De izquierda a derecha: Santos Suna Pérez, Tiburcio Suna Quispe y Gregorio Laura Suna. Hijo y primo flanquean al padre.
Edición 2572: Jueves, 10 de Enero de 2019

Manos Maestras

De izquierda a derecha: Santos Suna Pérez, Tiburcio Suna Quispe y Gregorio Laura Suna. Hijo y primo flanquean al padre.
De izquierda a derecha: Santos Suna Pérez, Tiburcio Suna Quispe y Gregorio Laura Suna. Hijo y primo flanquean al padre.

"Tenemos una deuda pendiente en mostrar nuestro arte al mundo", confiesa Santos Suna, a sus 42 años. "Acudimos a las ferias en búsqueda de esa oportunidad". El artesano cusqueño expuso sus máscaras junto a sus familiares en la Feria Artesanal Ruraq Maki – Hecho a mano, evento que tuvo lugar en el Ministerio de Cultura del 14 al 22 de diciembre.

"En Cusco somos reconocidos como Patrimonio Cultural de la Nación", agrega el obrero, quien al igual que su padre, el gran maestro Tiburcio Suna Quispe, pertenece a la Asociación de Talladores Chaski Inka.

Martina Quispe Quillo y su telar.
Martina Quispe Quillo y su telar.
 

Martina Quispe Quillo y su esposo Juvenal Pimentel Navarrete son de la comunidad campesina de Parobamba, provincia de Paucartambo, en Cusco. Gracias a sus técnicas ancestrales, la pareja fue premiada por el Congreso de la República con la medalla Joaquín López Antay. El mismo 2010 recibieron también el Sello de Excelencia de la Unesco.