Argentina La flor, de Mariano Llinás. Dura 14 horas y será proyectada en tres partes (el 4, 5 y 6 de diciembre, a las 5 p.m.) en la Ventana Indiscreta, de la Universidad de Lima.
Argentina La flor, de Mariano Llinás. Dura 14 horas y será proyectada en tres partes (el 4, 5 y 6 de diciembre, a las 5 p.m.) en la Ventana Indiscreta, de la Universidad de Lima.
Edición 2567: Miércoles, 28 de Noviembre de 2018

De Armas y Butacas

Escribe: Jaro Adrianzén | Cine alterno de alto calibre en la sexta edición de Transcinema, del 30 de noviembre al 9 de diciembre.

Argentina La flor, de Mariano Llinás. Dura 14 horas y será proyectada en tres partes (el 4, 5 y 6 de diciembre, a las 5 p.m.) en la Ventana Indiscreta, de la Universidad de Lima.
Argentina La flor, de Mariano Llinás. Dura 14 horas y será proyectada en tres partes (el 4, 5 y 6 de diciembre, a las 5 p.m.) en la Ventana Indiscreta, de la Universidad de Lima.

Dos tipos pusieron la cámara en ristre en medio de las balas y las bombas en Siria. En Still Recording registraron la masacre pero no se remitieron a la tradicional estructura del documental. Sino que experimentaron con el lenguaje audiovisual y lo conjugaron con la guerra en el Medio Oriente. Es temática y cinematografía de alto calibre. Llámese arte en la guerra. La cinta de Ghiath Ayoub y Saeed al Batal romperá fuegos en la sexta edición del festival Transcinema este viernes 30 de noviembre a las 7 p.m. en la sala Armando Robles Godoy, del Ministerio de Cultura. Su elección obedece a la línea curatorial y editorial del certamen: la apuesta por filmes que transfiguren, transformen y transgredan la pantalla sin abandonar la empatía con el público. “Mostramos películas desafiantes pero que tampoco sean bloques crípticos de experimentación y aridez que no te dejan nada”, puntualiza el gestor del festival, John Campos. En Transcinema milita la cinefilia. Pero se comparte, contagia y democratiza. Una perita en dulce de esta edición es La flor, cinta de 14 horas dirigida por Mariano Llinás. También destacan los cinco estrenos peruanos: El anti-faz, Connatural, Lima Grita, Todas las preguntas que soy y Los muertos no quieren nadar. Entre las herramientas para la obtención de títulos figura la invitación de cineastas, quienes llegan para mostrar sus joyas y comentarlas con el público. Aquí Campos afina la puntería. Recomienda las chilenas Las Cruces y Una vez la noche, las mexicanas Piérdete entre los muertos y Nuestro Tiempo, y la argentina Construcción. Bolivia llega con Algo quema, de Mauricio Obando, nieto del dictador boliviano Alfredo Obando, quien habría mandado matar al ‘Che’ Guevara cuando cayó preso en Bolivia. En la cinta, el cineasta interpela a la familia y muestra material de archivo inédito filmado por el tirano. Y en Mar Negro, Omar Alarcón retrata el tormento de un poeta maldito que ha pasado más de 60 años en un manicomio y que murió durante la grabación. Toda la programación y las sedes están disponibles en el fanpage del festival (https://goo.gl/x79s2m). Y todas las funciones son gratuitas, excepto en el Centro Cultural de La Católica, donde el boleto cuesta S/ 10. El caballito de pelea es la Competencia Trasandina, la más importante del festival. Recomendamos enfáticamente la junta con los directores después de cada proyección. “Conversas con la gente, te tomas una chela y desprejuicias la idea de que comunicarte con un cineasta es imposible”, sostiene Campos. La butaca está servida.

La casa lobo: terror animado. Derecha, Curador John Campos.
La casa lobo: terror animado. Derecha, Curador John Campos.