Edición 2549: Viernes, 27 de Julio de 2018

Dichos y entredichos de MAD

Recordamos a Marco Aurelio Denegri con una selección de pensamientos que el intelectual peruano respondió para CARETAS.

El fallecimiento del recordado conductor de ‘La función de la palabra’, Marco Aurelio Denegri, ocurrió la madrugada de este viernes. Partió a los 80 años debido a una fibrosis pulmonar. Su particular discurso ante cámaras y detrás de ellas es motivo suficiente para volver a recordar las entrevistas que concedió a este medio.

Era la década del 2000 y gracias al poeta peruano José Watanabe, quien fue gerente de Televisión en TV Perú, Denegri salió por primera vez en señal abierta con programa propio: ‘La función de la palabra’.  En él se difundió el correcto uso de la palabra y trató diversos aspectos de la cultura y el conocimiento.

Casi por milagro este programa había sobrevivido al monstruo de la farándula que habitaba (y habita) en la televisión peruana. En el 2002 cumplía un año al aire y en CARETAS 1726 conversábamos con MAD “sobre lo humano, lo divino, y todo lo que de sexual existe entre ambos”.

“Mientras haya gente que gane 40,000 dólares mensuales nada más dirigiendo un programa de televisión estamos nosotros en un lugar completamente extraterrestre”, señalaba Denegri, siempre crítico.

En la misma entrevista respondió a uno de los temas que siempre fue de su menester: el sexo. “El que pone la pauta sobre la cama siempre es el varón. Si la mujer quiere hacer algo por su cuenta, el varón le dice no, yo sé lo que hago. Y las mujeres no se hacen problemas; temen que el varón se moleste, ¡otra manifestación de la estupidez humana!”, señalaba.

En el año 2006 Marco Aurelio publicaría su libro ‘De esto y aquello’, “el libro de 546 páginas, más que tanático, versa sobre lo erótico”. En CARETAS 1972 conversamos con el lingüista a propósito de esa nueva publicación.

“La razón no sirve para nada. La emoción viaja 30,000 veces más rápido. La gente se rige mayoritariamente por emociones y sentimientos”, respondió cuando se le preguntó acerca de por qué no cree en la razón.

Y de nuevo en el terreno sexual, Marco Aurelio aseguraba que su afirmación más polémica había sido la siguiente: “Sostuve que a gran parte de las mujeres no les gusta la penetración. La gran mayoría se deja penetrar sólo para complacer a su pareja. Eso, para un hombre, es inadmisible. Ellas tampoco quieren divulgarlo; no quieren ser vistas como anormales. A algunos les pareció subversivo, quizás por la desinformación en la que vivimos”.

Loading...