Se presenta el 22 de julio (8 p.m.) en la Sala Valdelomar de la FIL.
Se presenta el 22 de julio (8 p.m.) en la Sala Valdelomar de la FIL.
Edición 2548: Miércoles, 18 de Julio de 2018

Polvo de Historia

Se presenta el 22 de julio (8 p.m.) en la Sala Valdelomar de la FIL.
Se presenta el 22 de julio (8 p.m.) en la Sala Valdelomar de la FIL.

‘Este es el regreso del cuentista, del autor de Contra dicciones (Peisa, 1996)’, le comento. “No estoy seguro que sean cuentos”, responde. “Es una manera de llamarlos. Casi no tienen diálogos, por ejemplo, y los personajes principales son papeles, no personas”. ‘¿Sigue siendo borgiano?’, le pregunto, pensando en su notable relato sobre la visita de Jorge Luis Borges al Perú. “Borges se espantaba de esos escritores con horario fijo, decía: ‘todo debe ser escrito, pero en su momento’”, retruca Luis Jochamowitz (Lima, 1953), como quien evade cualquier militancia. El autor ha vuelto con nueve relatos o ficciones.

-¿La fascinación literaria por la historia de un antepasado es por la cercanía y distancia que éste simultáneamente genera?

-Un antepasado es una forma de hablar de uno mismo, un nosotros en el pasado. Casi todo o simplemente todo lo que escribo ocurre en el pasado. Es una inclinación irresistible, no sé por qué es así, pero no podría ser de otra manera.

-¿Aspira a escribir una imposible Historia del Perú de Urías? Un libro imposible al que le atribuyan “la verdadera e inenarrable” historia que explica el Perú.

-¿Quien no quisiera escribir la verdadera, la inenarrable Historia del Perú? En sentido estricto eso es lo que intentan hacer las generaciones de historiadores. Los escritores podemos tomar atajos. No estoy hablando de las novelas o cuentos históricos, sino de una experiencia casi sensorial del tiempo, de su transcurrir, su muerte y renacimiento.

-¿El libro es el objeto que se lee (aunque nadie los lea como a la Colección Padilla) o la memoria de lo leído (aunque sea un falso recuerdo, como el libro de Urías)?

-El libro puede ser el objeto que equilibra la pata de una mesa coja. Da exactamente lo mismo que el recuerdo sea falso o verdadero, mientras sea memoria.

-¿El arte está en el proceso, en el resultado o en la apreciación final?

-Supongo que el arte está en la apreciación final. Mientras se escribe o se lee, uno está demasiado entretenido para pensar en eso.

-Veo una tesis: la historia también está escondida en los intersticios, entre los bloques de la Historia que escriben los historiadores. En los papeles de Tomás Meza, en las tradiciones de Urías y Ricardo Palma. Como dice el narrador en uno de sus cuentos: “las historias se encuentran en los periódicos viejos”.

-La Historia está en el Panteón de los Héroes, en los bloques que escriben los historiadores. Las historias están en los periódicos viejos (cuanto más viejos, mejor). La suma de todas ellas es inenarrable y sería la verdadera historia del Perú. (CC)

Loading...