Edición 2542: Jueves, 7 de Junio de 2018

El Año de Madre de Dios

Escribe: Ricardo González Vigil |

Este año viene siendo consagratorio para Madre de Dios. En el mes de enero, ocupó un lugar protagónico en la visita del papa Francisco, concitando la admiración del Perú y el mundo entero. Y en este mayo, Petroperú ha publicado El laberinto de los endriagos de Hugo Yuen (Arequipa, 1964), el Premio Copé de Oro de la VI Bienal de Novela Premio Copé 2017.

Una obra que reelabora magistralmente su geografía, su trayectoria histórica (con especial atención a la labor misionera del padre Apaktone y a la minería informal) y la cosmovisión mítica de sus etnias. Una novela perdurable que fija al 2018 como un hito en la literatura amazónica, el más significativo desde 1981 cuando César Calvo editó Las tres mitades de Ino Moxo y otros brujos de la Amazonía.

Fruto notable de un proceso de 30 años de compenetración (viajes, entrevistas, lecturas, etc.) de Yuen con una selva que, haciendo honor al nombre de Laberinto, lo atrapó, sin salida posible. Proceso en que las voces colectivas, teniendo como eje al narrador (nativo) Huane, lo ungieron como su portavoz: “las historias que involucra la novela se fueron multiplicando y dilatando en el tiempo, al punto que llegaron a abarcar cinco siglos (…). Los personajes se multiplicaron como moscas y empezaron a caminar sin sentido, como locos, como las hormiguitas ma-kua-ay de la selva, por los recovecos de mi cabeza, atestada por la trápala de chunchitos, shiringueros y oreros de todos los tiempos (…) pugnaban por hablar, cada uno con voz propia, y sin saber cómo ni por dónde, la novela terminó siendo tributaria del realismo mágico” (explica Yuen, en su brillante discurso al recibir el Copé, p. 366).

Auténtico microcosmos, rebosante de humor e intensidad poética, donde se entrelaza lo histórico con lo mítico, lo económico con lo erótico (un memorable puterío), lo ecológico con lo chamánico. Hazaña verbal de amazonización léxica y sintáctica del español, que transcultura el legado “occidental”: mitos griegos, Platón (y su “Cratilo”), Dante, etc.; y desnuda el desinterés del Estado ante una selva paradisíaca convertida en infierno depredador.

Loading...