El Tempo del Sol de Pachacamac fue la escogida para representar a las huacas de Lima en la Bienal de Venecia. La maqueta de 3x4m. fue hecha en base a la medición de Alfio Pinasco y para la cual se mandó imprimir 180 piezas en 3D.
El Tempo del Sol de Pachacamac fue la escogida para representar a las huacas de Lima en la Bienal de Venecia. La maqueta de 3x4m. fue hecha en base a la medición de Alfio Pinasco y para la cual se mandó imprimir 180 piezas en 3D.
Edición 2542: Jueves, 7 de Junio de 2018

Huacas en Venecia

Pabellón peruano en la Bienal de Arquitectura de Venecia deja un mensaje para Lima.

El Tempo del Sol de Pachacamac fue la escogida para representar a las huacas de Lima en la Bienal de Venecia. La maqueta de 3x4m. fue hecha en base a la medición de Alfio Pinasco y para la cual se mandó imprimir 180 piezas en 3D.
El Tempo del Sol de Pachacamac fue la escogida para representar a las huacas de Lima en la Bienal de Venecia. La maqueta de 3x4m. fue hecha en base a la medición de Alfio Pinasco y para la cual se mandó imprimir 180 piezas en 3D.

En Reserva (Undercover) es la propuesta con la que Perú participa este año en la 16ª Exposición Internacional de Arquitectura, la Biennale di Venezia que se inauguró recientemente. Esta propuesta ha tenido un León de Oro (Suiza) y los pabellones de Bélgica y Reino Unido con los premios León de Plata y Mención Especial respectivamente. 

El pabellón peruano queda en un segundo piso y es la cuarta vez que nuestro país toma parte. Este año los responsables de la participación estuvieron a cargo del comisario, José Cornejo, la arquitecta Marianela Castro de la Borda, Janeth Boza y el periodista y autor del blog Lima Milenaria, Javier Lizarzaburu. Además de la musicalización de Pauchi Sasaki, reconocida compositora de música minimalista. 

 La arquitecta Marianela Castro de la Borda junto a Javier Lizarzaburu y la compositora Pauchi Sasaki.
La arquitecta Marianela Castro de la Borda junto a Javier Lizarzaburu y la compositora Pauchi Sasaki.

Lo que han presentado en 200 metros cuadrados es un reconocimiento a las más de 447 huacas inventariadas (según el Ministerio de Cultura serían más de 600) que solo Lima Metropolitana tiene. En la Bienal de Venecia, cada una ha sido nombrada y ubicada exactamente donde está desde la época prehispánica. 

Cada nudo hecho con algodón peruano nativo, inspirado en el trabajo del artista Jorge Eduardo Eielson, representa una huaca y ha sido fabricado por artesanas de la comunidad de Jicamarca. Los nudos están conectados a un mapa que representa la distribución tal cual era la era prehispánica. La tensión de las pitas con los nudos “representan los conflictos pero también las posibilidades” que tenemos como sociedad. En el siguiente panel, una imagen aérea muestra la Lima actual donde se visualiza la desaparición de los valles como amenaza. 

Javier Lizarzaburu cree que es necesario “reescribir la narrativa sobre Lima. La oficial es falsa porque nuestra historia está en base a lo escrito por los europeos donde hay una imagen de superioridad”. Esto ha cambiado en la última mitad del siglo XX. Para el periodista “las huacas tienen que convertirse en el nuevo símbolo del mundo moderno”.  

Cada uno de estos nudos representa una huaca de la zona de Lima. Fueron inspirados en el trabajo del artista Jorge Eduardo Eielson y hecho por mujeres artesanas de la comunidad de Jicamarca.
Cada uno de estos nudos representa una huaca de la zona de Lima. Fueron inspirados en el trabajo del artista Jorge Eduardo Eielson y hecho por mujeres artesanas de la comunidad de Jicamarca.

Loading...