Delfín padre le indica a Julián (3) que mire al lente de CARETAS. El artista ha dejado crecer el cabello castaño de su retoño.
Delfín padre le indica a Julián (3) que mire al lente de CARETAS. El artista ha dejado crecer el cabello castaño de su retoño.
Edición 2517: Jueves, 7 de Diciembre de 2017

El Delfín de Delfín

Por: Marjorie Ramos /Jaro Adrianzén | A días de cumplir 90 años, Víctor Delfín presenta al décimo de sus hijos y reflexiona sobre el mal momento de nuestra clase política.

Delfín padre le indica a Julián (3) que mire al lente de CARETAS. El artista ha dejado crecer el cabello castaño de su retoño.
Delfín padre le indica a Julián (3) que mire al lente de CARETAS. El artista ha dejado crecer el cabello castaño de su retoño.

Julián (3) corre sin miedo por los pasillos y las desordenadas escaleras del memorable caserón ubicado en el acantilado de Barranco. En medio de la entrevista de CARETAS con su padre, el inacabable Víctor Delfín, irrumpe a toda velocidad en la estancia y se abalanza sobre los brazos del artista, quien lo besa con ganas. “Hemos tenido hijos viejos”, dice el fotógrafo mientras dispara el obturador de su Nikon. “Viejos no somos”, responde con una sonrisa el buen Delfín, quien, sentado en su mueble señorial, le indica al retoño –el décimo de sus hijos– que mire al lente de la cámara. Con larga cabellera castaña –un símil del pelo cano de su progenitor–, el pequeño Julián refleja aquel espíritu de niño que el artista piurano conserva intacto a sus casi 90 años.

Escultura ‘El Beso’, en Miraflores.
Escultura ‘El Beso’, en Miraflores.
“La vida se desliza como un sueño grato y me siento afortunado, porque llegar a los noventa años y actuar con toda la sinvergüencería del caso me parece una maravilla”, adelantó Delfín en CARETAS 2483. Hoy, a menos de dos semanas para alcanzar las nueve décadas, hace gala de del buen ánimo y la lucidez envidiable que lo caracterizan. “No se preocupe, trabajo hasta la una [de la madrugada”, responde cuando nos excusamos por llamarlo al borde de la medianoche para pedirle más detalles sobre su cumpleaños, a celebrarse el próximo 20 de diciembre. Su vitalidad se transmite en la energía de su voz, imperturbable en vivo o por teléfono.

La celebración será por todo lo alto y se dividirá en dos fechas. “Hay una cosa que he organizado con tiempo que es el 18 de diciembre en el Centro Cultural Garcilaso de la Vega. Voy a exponer una serie de obras. Demostrar que se pueden hacer muchas cosas con la creatividad. Pinturas, esculturas, toda una variedad de obras. Eso va a ser el lunes 18 al mediodía”, cuenta. Mientras que en el día central, el miércoles 20, la fiesta se trasladará al Parque del Amor, hogar de una de sus más enigmáticas y famosas esculturas: El Beso. “Yo no quería tanto barullo pero, bueno, mis amigos me dijeron ‘oye, son tus noventa años’. Entonces han pedido un permiso para hacer un evento cultural en el Parque. De 6 a 9 de la noche va a haber un recital de poesía con algunos de los amigos que felizmente todavía están vivos”, detalla Delfín.

A la par de los preparativos, el artista piurano –nacido en Lobitos, Piura, en 1927– ultima los detalles de lo que será la subasta de pinturas, esculturas, grabados y fotografías organizada para este jueves 7 a las 7 y 30 p.m. en la sede de la Secretaría General de la Comunidad Andina de Naciones (Av. Paseo de la República 3895 – San Isidro). Expo Venta Solidaria: Unidos por los Artesanos del Perú es una iniciativa de Delfín para apoyar a los más de 2 mil artesanos (y sus familias) que lo perdieron todo tras el paso de El Niño Costero por el norte del país.

El artista piurano celebrará su cumpleaños con un evento cultural en el Parque del A  mor. La cita es el miércoles 20 de 6 a 9 p.m.
El artista piurano celebrará su cumpleaños con un evento cultural en el Parque del A  mor. La cita es el miércoles 20 de 6 a 9 p.m.

“Yo estaba en México, en una exposición, en el momento en que se produce este gran desastre. Cuando leí en las noticas allá que había todos estos desbordes en Piura me causó mucha preocupación”, recuerda. Y en medio del drama nació la idea. El escultor convocó a artistas mexicanos y la Cancillería del Perú aceptó traer obras foráneas para contribuir con la causa. Poco a poco se sumaron exponentes de Buenos Aires, Brasil, Francia y Nueva York, ciudad de la que se declara un amante empedernido. “Lo más interesante es que ha habido tal trato de generosidad de los artistas que uno dice ‘¡caramba, hay buena gente en el mundo!’”, agrega entre risas.

En febrero exigió a Toledo dar la cara.
En febrero exigió a Toledo dar la cara.
A tal punto llegó la colaboración que en un momento dado las obras pasaron de 50 a 100. Y a Delfín ya no le hacía falta escribirles a sus colegas. “Venía gente que no es famosa. Para la generosidad no se necesita ser famoso, hay que ser generoso nada más”, explica.

TRAZO POLÍTICO
Delfín apunta que “todo lo que se relaciona con mi país me interesa” (CARETAS 2439), razón por la que siempre ha estado pendiente de la alicaída política nacional. Como se recuerda, durante la última campaña presidencial participó activamente en la agrupación La Resistencia, nombre con el que se conoció a un grupo de artistas, periodistas y exautoridades que llamaron a votar por PPK para salvar la democracia en el Perú.  

Hoy, con un Congreso de aplastante mayoría fujimorista y con la clase política hasta el cogote por los destapes del caso Lava Jato, sostiene que el sentimiento anticorrupción que se ha generalizado en la población es genuino. “La gente está harta de la corrupción. Lo absurdo es que se está tratando de sacar al corrupto más visible de la historia del Perú, que es Fujimori”, apunta sin tapujos.

Además, agrega que “nadie pensaba que esto se iba a descubrir. Pienso que ninguno, ni Susana Villarán ni Alejandro Toledo pensaban que iba a saberse. Pero el escándalo se produce en Brasil y apareció todo lo que sabemos. Estoy seguro de que si no hubiera sido en Brasil, seguiríamos tan campantes como siempre, robándole al pueblo, sacando todo el partido que se pueda de la ignorancia de mis compatriotas”. En el año 2000, Delfín acompañó a Toledo en la Marcha de los Cuatro Suyos.

Durante la contienda presidencial protestó contra Keiko Fujimori.
Durante la contienda presidencial protestó contra Keiko Fujimori.

Pero en febrero de este 2017, a propósito de la presunta coima que el expresidente habría recibido de Odebrecht, el escultor escribió que “debes dar la cara, debes hacerlo por respeto a los que creímos en ti”.

Por otro lado, el artista reflexiona sobre el futuro del país centrándose en el rol de los jóvenes, en su mayoría distanciados (o espantados) de la política. “Uno era el producto de una sociedad menos traumatizada. Había una escolaridad mucho más sólida, había un concepto de la ética bien profundo. La gente respetaba, tenía sus parámetros. Eso se ha perdido por la cantidad de gobiernos en los que no ha habido estadistas, sino gente que ha ido a enriquecerse”, explica.

Con 90 contundentes años, Delfín es hombre de charla amena y convicciones firmes con poderoso espíritu combativo. La clave para la longevidad, sostiene, está en evitar los momentos deprimentes. “Una vueltita a Lima ya es suficiente para terminar medio traumado. Yo generalmente salgo poco y creo que por eso he llegado a los noventa años”, agrega entre risas. Las de un hombre que sabe lo que es gozar de la vida.

Loading...