La primera edición de Monólogo desde las tinieblas fue en 1975.
La primera edición de Monólogo desde las tinieblas fue en 1975.
Edición 2488: Jueves, 18 de Mayo de 2017

Voces Entre Sombras

Escribe: Alexandra Martens | Antonio Gálvez Ronceros presenta nueva edición de Monólogo desde las tinieblas (Alfaguara, 2017). Conversó con CARETAS.

La primera edición de Monólogo desde las tinieblas fue en 1975.
La primera edición de Monólogo desde las tinieblas fue en 1975.

Sus primeros cuentos nacieron en las aulas de clase de La Cantuta, mientras estudiaba Educación. Al interesarse por la narrativa, su destino cambió: nunca dejó de escribir. Antonio Gálvez Ronceros (84), el cuentista miembro de la Generación del 50 y figura destacada del Grupo Narración –fundado por Oswaldo Reynoso y Miguel Gutiérrez en 1966– comenta, en entrevista con CARETAS, la reciente reedición de Monólogo desde las tinieblas (Alfaguara, 2017), reflexiona sobre la narrativa actual y adelanta próximas publicaciones.

–¿Por qué elige a los afrodescendientes campesinos como protagonistas en Monólogo desde las tinieblas (Alfaguara, 2017)? ¿Es con un fin reivindicativo?

–En literatura, hasta antes de este libro, no había una imagen literaria de estos personajes. Son personajes no ilustrados, que han nacido en una zona rural y cuyas posibilidades de vivir se han desplazado sobre la base del trabajo rudo del campo. El propósito es muy simple: mostrar que estos personajes existen en la realidad, mostrar su condición de vida, su trato cotidiano.

–Usted le da voz a un pueblo postergado y que hoy está desapareciendo por la creciente urbanización.

–Es cierto. Se han abierto, en las zonas rurales, más escuelas. Se están mejorando las oportunidades para el hombre de estos lugares. La urbanización está sepultando a la zona rural, sobre todo, a las zonas que están más inmediatas a la ciudad. Ya no es lo mismo.

Contiene 23 relatos y dibujos del autor.
Contiene 23 relatos y dibujos del autor.
–A pesar de ello, ¿aún se siente inclinado a seguir reflejando este mundo en sus relatos?

–Si se trata de que yo tenga que seguir escribiendo sobre estos personajes, con el mismo ambiente, puedo hacerlo, porque hasta lo que el momento lo que se ha escrito es insuficiente. Se pueden generar más historias con las mismas situaciones de vida de estos personajes y entiendo que eso no se va a sentir como algo inútil: siempre servirá para enriquecer lo poco que se ha hecho hasta el momento.

–¿Por qué cree que otros escritores no han seguido esta veta literaria?

–Es curioso. Mi primer libro de cuento con estos personajes -afrodescendientes campesinos- se dio a conocer en 1975. Han transcurridos muchos años y no conozco un libro sobre los mismos personajes de un autor diferente. Nadie me ha seguido hasta el momento. Nadie ha seguido esta veta no sé por qué. Si este ambiente, con este tipo de personajes, está cambiando yo creo que no es razón para abandonar ese ambiente. Vale la pena seguir escribiendo sobre ellos.

–¿Cómo percibe el panorama literario actual?

Los tiempos han cambiado. Ahora hay una cantidad interesante de jóvenes escritores, y no siempre ha sido así en el Perú. Eso está bien y crea expectativa, pero la abundancia de narradores no es garantía de escribir obras inolvidables.

–Ha anunciado una nueva novela, pero aún no confirma la fecha de publicación...

–Tengo dos proyectos de novela bastante avanzados. Pero la verdad es que no puedo señalar cuándo podré publicar alguno de estos trabajos. Quiero terminarlos, sorprenderme a mí mismo, porque avanzo con lentitud y estoy acostumbrado a que las cosas salgan después de mucho tiempo. Ojalá pueda salir un poco antes, y si es así, hasta yo mismo me sorprendería.        

Loading...