Cate Blanchett y Rooney Mara protagonizan la película Carol (2016).
Cate Blanchett y Rooney Mara protagonizan la película Carol (2016).
Edición 2469: Miércoles, 28 de Diciembre de 2016

Ángulo Picado

Escribe: Ricardo Bedoya | La cartelera comercial de cine pisó fondo en el 2016.

Cate Blanchett y Rooney Mara protagonizan la película Carol (2016).
Cate Blanchett y Rooney Mara protagonizan la película Carol (2016).

Elle, Carol, Sully, La bruja, y pocos títulos de interés aparecieron en una cartelera comercial que pisó fondo en el 2016. El incendio en UVK Larcomar sumó a la tragedia de la muerte de cuatro trabajadores, la pérdida de un espacio para el “otro” cine. Fue en la “sala de arte”, hoy cerrada, donde se exhibieron la húngara El hijo de Saúl y la croata El sol abrasador, entre otras. En el Perú, a diferencia de lo que ocurre en países vecinos, no existen circuitos de salas alternativas. Estamos sometidos al calendario de los blockbusters, de estreno simultáneo en todo el planeta, y al ripio que llega con él.

Por suerte los festivales y muestras de cine crecen y se asientan. Esas iniciativas culturales universitarias o privadas aportan diversidad. El Festival de Lima, de la Católica; Lima independiente; Transcinema; Al este de Lima; la Filmoteca PUCP y, desde este año, la Semana del cine, de la U. de Lima, nos conectan con lo mejor del cine de hoy. Aunque algunos ya lo hacen, les queda el reto de llegar con sus programaciones a todo el país.

¿Industria del cine peruano? Ni por asomo. Una actividad industrial supone igualdad de condiciones para competir y reglas claras que permitan planificar y prever. La ley de cine actual data de 1994 y se ha convertido en un anacronismo de tiempos predigitales. La mayoría de las películas que se hacen hoy en el país pasan por el costado de esa ley. Se impone un cambio que garantice cuatro asuntos básicos: continuidad en la producción, atención a los más jóvenes y al cine de las regiones, y diversidad de asuntos y estilos. El cuarto: visibilidad para todas las películas. Capacidad para llegar a las salas y crear su público. Ahora solo lo logran aquellos títulos que manejan grandes presupuestos para lanzamiento y publicidad.