Pamela Alfonso de Alta Vista y Paula Borgo de Séptima contarán sus experiencias en el Winefest.
Pamela Alfonso de Alta Vista y Paula Borgo de Séptima contarán sus experiencias en el Winefest.
Edición 2591: Jueves, 23 de Mayo de 2019

Las Mujeres Del Winefest

Escribe: María Elena Cornejo | Dos enólogas argentinas participan en el gran evento vinero.

Pamela Alfonso de Alta Vista y Paula Borgo de Séptima contarán sus experiencias en el Winefest.
Pamela Alfonso de Alta Vista y Paula Borgo de Séptima contarán sus experiencias en el Winefest.

Diez años cumplirá el Alta Gama Winefest, evento que sobrevive en salud gracias a la gran Anita Almendáriz y el enófilo Antonio Castro. Este año reúne a 120 bodegas y se estima descorchar más de mil botellas, incluyendo los sorprendentes vinos bolivianos de Tarija.

Además de catas el evento incluye conversatorios, charlas magistrales y conferencias para todo público a cargo de prestigiosos enólogos y dueños de las bodegas más emblemáticas del continente.
Conversamos con las enólogas argentinas Pamela Alfonso de Alta Vista y Paula Borgo de Séptima, ambas bodegas reúnen tradición con modernidad, tanto en la arquitectura como en la concepción de sus vinos.

Pamela pasaba los veranos en la vieja viñeras de su abuelo y siempre tuvo claro que su futuro estaba en el campo; a Paula le tomó un poco más, a los 19 años descubrió su vocación cuando el vino y las viñas le hicieron latir el corazón.

Como estudiante de Agronomía, Pamela pasó dos años practicando en viñedos hasta que en el 2010 se integró al equipo Alta Vista. Mientras tanto Paula investigaba levaduras nativas presentes en las baya de uva para hacer su tesis de grado y hasta se atrevió a elaborar un vino Passito.

Ambas reconocen la importancia de los cinco sentidos en la enología, sin embargo Pamela destaca la intuición y Paula la pasión. No son los sentidos convencionales sino las características subjetivas que más valoran en el trabajo.

Te gusta la madera o prefieres que las cepas se expresen lo más naturalmente posible, pregunto a Pamela. “La madera encierra un universo aparte. El desafío es constante, tenemos que interpretar al máximo la uva, su lugar, sus características porque las condiciones cambian cada año. Usamos barricas más grandes para disminuir el impacto de la madera”.

¿Siendo Séptima una bodega internacional (origen español) existe un protocolo estándar para hacer vinos?

“El único protocolo que existe es la mejora continua y que cada vino tenga un sello propio. Además, tengo la oportunidad de participar en vendimias en diferentes terroirs, compartir experiencias en elaboraciones y lograr una experiencia mayor”, señala Paula.

Las mujeres se están apoderando del mundo del vino, no?

En Séptima promulgamos el equilibrio. La sinergia que se puede generar entre ambos no tiene horizontes.

En Alta Vista casi hay más mujeres que hombres, dice riendo Pamela, sobre todo dirigiendo equipos de trabajo. A pulso vamos ganando terreno para demostrar nuestras capacidades.

Hay mucho que decir sobre este mundo inagotable. Vaya al Hotel Country entre el 31 de mayo y el 1 de junio. Se sorprenderá.

Entradas en Teleticket y en la cadena Almendáriz. Precio: S/ 200 soles incluye una copa Riedel, cuponera con 18 tickets y asistencia a charlas magistrales.