Edición 2521: Jueves, 11 de Enero de 2018

Regio, Soy Asesora Del Cogobierno

Mira, cholita, el precio del cobre ha subido treinta por ciento y para qué, cada día tengo menos pacientes y de solo pensar que en diez años yo pueda terminar en Canevaro bailando marinera cuando nos visiten los gringos del Peace Corp, cómo te explico que me produce gingivitis. Entonces, pucha, sin pensarlo demasiado he aceptado la invitación de Coqui Mo para ser asesora de mítines. Lo que ya no sé, y creo no ser la única, es asesora de quién, cholita, porque hasta la Nochebuena (holly shits!), estaba claro que era la Keiko o el chico bondadoso que ayudaba al pobre Puñete con su calentura, yo sé que tú me entiendes, pero desde que el borsifláis de PPK indultó al Chino Zamarro Mayor, hemos entrado a una torre de Babel pero a la peruana, o sea, sin tarrajear, con vidrios verdes y los fierros en el techo listos para aumentarle un piso, me quiero morir. Pero ya, la paga no es que me vaya a resolver el temita de las patas de gallo, pero de algo me servirá. Y como tú sabes que después de Micaela Bastidas estoy yo en eso de amar al Perú, pucha, ya hice una estrategia regia para los mítines que yo he asumido, corresponderán a lo que resta del gobierno de PPK, si es que entre los samuráis no le clavan sus lanzas en el culorum al pobre viejo, y lo mandan a vivir a la siempre nevada New Hampshire para que no dure mucho. Mira, se trata de capitalizar el baile, reina, tanto el baile del chino como esa cosa rara que PPK cuando entraba en la dimensión desconocida ensayaba en sus apariciones públicas, unos movimientos que más parecían de asperger ebrio que de un presidente triunfante, pero bueno, es lo que hay. He diseñado una performance en la que de fondo estén los Avengers pero, hija, como yo no entiendo nada de esos nuevos personajes, he propuesto a los clásicos. Todos con disfraces que le he encargado a Annie Álvarez Calderón, of course. Así, Welcome Ramírez será Tribilín; un tal Bocángel, el Pato Lucas, la señorita Lizbeth Robles pega regio con Clarabella. Clayton (¡ay!) Galván no parece, es Capulina y José Palma, Viruta; Sonita Echevarría, pintada como Hermelinda Linda, Estelita como la versión femme del Supercholo, Marita como una Minnie de cono y la impajaritable Maritza García no podía ser menos que una Pata Daysi en recuperación después que le anularon el título universitario porque no había pasado de Preparatoria, yo sé que tú me entiendes. Bueno, esos Avengers old fashioned estarán de coro griego de backing en el estrado, y cantarán Cholo soy y no me compadezcas (la única verdad, dicho sea de paso) en versión reguetón furioso, con firme punteada, movida de tafanario y ojos en blanco. Hasta que de pronto la melodía cambia y comienza a sonar una versión del himno nacional que le mandé hacer a Gianmarco que ha quedado regia. Tiene su poco de pop latino, su otro de me quemas el alcatraz pero su mucho, otra vez, de reguetón, es lo nuestro. La letra por supuesto que coincide con los ritmos, así en lugar de seámoslo siempre, antes niegue sus luces el Sol, pucha, tendrás al coro cantando “por atrás no vale, cómo te gusta la gasolina, que viva la reconciliación”, regio, ¿no?. Bueno, antes de los discursos tanto el Ponja Sátrapa maldito como el zampatortas de PPK demostrarán simbólicamente lo reconciliados que están despachándose un perreo de campeonato en primer plano. Está marcado que las punteadas se alternen, primero tú y después yo, digamos;  lo mismo que las evoluciones de ambos potos, que a estas alturas ya están flacos como perros de perrera, pobres, pero algo hay que hacer. Terminado el baile, y cuando la cho, o sea, la concurrencia esté orgasmeando, va primero el discurso del Criminal Indultado a la Mala y después el del hueveras que ya sabes. Van a decir cualquier adefesio, total igualito habrá reparto de tápers al final, o sea que la lealtad está garantizada. Lo único que falta resolver es qué hacer con Keiko y Kenji. Con el chico la cosa es sencilla, le instalamos un Nintendo y sanseacabó, pero a la pulposa señora habrá que tenerla enjaulada por lo menos hasta verificar que está vacunada, ¿no te parece? Mira, cholita, me dirás que sí y que no, que los principios y la patada del burro. Lo que quieras pero este país necesita perdonar y yo, pagarle a la Jessikah’s Jesseniah’s a fin de mes. Regio, ¿no? Chau, chau. (Rafo León)

Loading...