Edición 2509: Jueves, 12 de Octubre de 2017

Pucha… ¡Ahora se lo Pelean!

Por: Lorena Tudela Loveday |

Pucha, Cholita ahora resulta que varias de mis amigas, regias, educadas muchas de ellas en Lausanne, vestidas de Max Mara para el diario, cero barriga (y de paso cero neuronas pero ya pues), bueno, ellas se han puesto a pelear como callejoneras con una turba de gordas fujimoronas de las pioneras, para decidir quién se lleva al Dictador Piojoso una vez que PPK lo suelte, un tema que de paso te voy a decir que me tiene con una teta hinchada y la otra por reventar, hija, como si no hubiera otros problemas súper graves en el país, como el del edificio que nos quieren zampar en la avenida El Golf, hija, de catorce pisos con mayólicas en la fachada –¡color lila con ciclame!, lámpara araña made in China en la recepción iluminando un cuadro de ambulante que representa a una cholita con las chapas rojas la pobre, abrazando a su llamita en un cerro de Chuchumarca, te puedes morir. Pero bueno, chola, resulta que mis amigas están organizadísimas y han preparado un depa en Libertadores para que el Asesino Maloliente se quede. El sitio es del marido de Marifé Ferrand, que como tú sabes, hija, o sea, patea con todas las patas y ese es –o era– su sitio de primeros auxilios y ahí mismo el hijo Theo lo descubrió ensartado por el guachimán del edificio mientras el papi cantaba La Violetera, cómo te explico que el chico está en mi diván nueve veces por semana, pero ese ya es otro cantar. Bueno, entre Marifé, Maripí, Maritú y Maridé, pucha, han arreglado el depa full minimalista, pero con detalles que según Maridé, o sea, corresponden a la cosmovisión del Criminal Pestífero. Bueno, ella habla así porque estudió un año de Psicología y la botaron porque en un examen puso que los esfínteres anales eran de la misma familia que la Esfinge de Egipto, yo sé que tú me entiendes. Pero bueno, hay que respetar el profesionalismo, ¿cierto? Entonces, o sea, además de dos cuadros de Fito Espinoza que representan a niños llorando mientras sonríen, o sea, han puesto en las paredes unas gigantografías con fotos enooooormes de los momentos de gloria del Sátrapa Potoapestante. Por ejemplo, pucha, cuando subió las escaleras de la casa del embajador de Japón pisando los cadáveres de los comunistas. O cuando manejaba tractor durante la campaña chola, aunque todas sabemos que eran montaje porque el Maricón Farsante así como nos enyucó con el bacalao, igual hizo con el tractor: no tiene idea de cuál es el freno y cuál el acelerador. Maripí, que se las da de pulida, llenó el baño con puro producto L’Occitane, pero Maritú que no es tan aprendida los cambió todos por productos Sedal y jabones antibacteriales de esos que usan los mineros ilegales al final de la jornada. Pero regio, ya está todo decorado, la refri llena y hasta le han instalado un caballete en un cuarto para que pinte sus huevadas y que lo hace no con espíritu de Tiziano sino para que con el tiempo valgan un culo de plata, no me sorprende. Pero, cholita, por su lado Martucha ag, la Losada (que aún vive y con su cabellera de bataclana en día libre), la Luz Lomo Saltado y otras damiselas de la Corte Celestial, han alquilado una cosa horrenda por el Campo de Marte a doscientos soles al mes y ahí lo quieren meter al Fascineroso Malandrín. Según ellas, como es de origen humilde el muy zamarro se va a sentir regio en un cuchitril con las paredes llenas de lamparones de humedad, los pisos de Pisopak, yo sé que tú me entiendes; focos de luz colgando sin pantalla ni nada, pero eso sí, un televisor del tamaño de mi jardín de Totoras con cerros de películas porno porque resulta que se ha descubierto que el mayor problema de salud que tiene el Desagraciado Monrero son unos pelos en la palma de la mano derecha que de verlos nomás te da repeluzne. Pero bueno, yo desde la barrera observo este fenómeno inter clasista y veamos quién gana, si la República Aristocrática o la Pezuña Popular. Regio, ¿no? Chau, chau (Rafo León)   

Loading...