Edición 2591: Jueves, 23 de Mayo de 2019

¿Aló, Yeni?

Escribe: Patricia Salinas O. | Congresista fujimorista se despacha a su gusto en un programa en el canal del Congreso.

Recién el jueves pasado los peruanos se enteraron de que la congresista fujimorista Yeni Vilcatoma tenía un programa en el canal del Congreso, programa que además se repetía en la señal abierta de TVPerú, canal 7 los sábados y domingos a las 9 de la mañana, un horario no solo privilegiado, sino que formaba parte de la franja infantil.

Sin embargo, durante la gestión de Eduardo Guzmán como Presidente del Directorio de IRTP, quien también quiso emular a Hugo Chávez lanzando el programa “Conversando con el Presidente” con PPK, pero solo tuvo tres emisiones, se decidió que las cinco horas que por ley TV Perú y Radio Nacional están obligados a pasar una suerte de resumen de lo que emite el canal del Congreso se aumentaran a siete y sumó justamente las horas de sábado y domingo que, desde febrero, se convirtió en el horario del programa de Vilcatoma.

Hugo Coya, actual Presidente del Directorio de IRTP, quien considera que ningún funcionario público debería tener un programa en ningún canal de televisión, aclaró a través de su cuenta de Twitter que él no participa ni tiene injerencia alguna en dicho espacio y que la repetición del mismo en el canal 7 obedece al cumplimiento de la ley 27579 que se dio en la época de Toledo.

Pero vamos el programita en sí, como si no fuera, suficiente que la congresista aproveche los recursos del Estado para lanzarse como conductora de televisión, el programa lleva por nombre “Sin corrupción”, lo cual termina siendo una burla, teniendo en cuenta que hay hasta libros dedicados a demostrar que el gobierno fujimorista fue el más corrupto de la historia del Perú.

Como el programa tiene cero puntos de rating, es decir, muy poca gente sabía que existía, pero la bomba estalló cuando las bancadas de Peruanos por el Kambio, Nuevo Perú y Liberal enviaron un oficio al presidente del Congreso, Daniel Salaverry, pidiendo que disponga las “medidas correctivas” necesarias conforme al Reglamento Interno, criticando además, la parcialidad de la “conductora” que se dedica a desacreditar a los fiscales, al ministro de Justicia e, incluso, al mismísimo Presidente.

Salaverry asegura que como presidente del Congreso jamás he tenido injerencia para que se quite o ponga algún tipo de contenido en ese canal, pero afirmó que cualquier legislador que desee tener un espacio allí, no debería tener problema. Algo que no es tan cierto, porque legalmente el trabajo de un congresista es exclusivo (salvo la docencia, no se puede compartir con ninguna otra actividad), y porque la función del canal del Congreso es informar a la ciudadanía sobre las sesiones importantes que se realizan o los acuerdos a los que se llegan, nada más.

Varios congresistas han exigido que el programa se cancele (aunque alguno pidió también su propio programa), sobre todo porque no es verdad, como quiere hacer ver Vilcatoma, que el espacio no le costaba “ni un sol” al Estado porque según ella, era producido con su equipo de trabajo y las imágenes de sus denuncias eran captadas- con los celulares que se le otorgó para que cumpla su función legislativa. Esa sola afirmación ya habla de malversación de recursos.

Francesco Petrozzi la llamó la Gisela del siglo XXI y dijo que el hecho de que la tercera vicepresidenta del Parlamento tenga un programa en el canal del Congreso respondería a “un afán absurdo y estúpido de figurar”.

Al cierre de esta edición, el programa aún no había sido cancelado, pero por lo menos el fin de semana no salió en la señal abierta de canal 7 y en su lugar pusieron el programa “Voz ciudadana”, conducido por la periodista Raquel Salazar y todo parece indicar que Christian Peralta, exasesor de Keiko Fujimori y jefe del Congreso, quien decidía la programación de ese canal, habría sido removido de su cargo.