Edición 2588: Viernes, 3 de Mayo de 2019

Mundos Paralelos

Escribe: Patricia Salinas O. | Mientras una película peruana hecha en quechua impresiona al mundo, la televisión nacional sigue dando vueltas en lo mismo de hace veinte años.

Retablo es una película peruana dirigida por Álvaro Delgado Aparicio que en unas semanas llega a los cines  precedida de una muy buena crítica internacional y 26 premios hasta la fecha, obtenidos en festivales de cine en Toronto, Berlín, La Habana, San Francisco, New York, Bilbao, Madrid, Sidney, Suiza, Suecia, Vancouver, Chicago, Ucrania, Houston, entre otros.

Judith Bustos es una maquilladora retirada que soñaba con ser artista y que algunos le hacen creer que lo es porque creó un personaje medio caricaturesco: la Tigresa del Oriente. Ella comenzó a colgar videos de sus canciones en YouTube, a partir de los cuales alcanzó gran popularidad en la televisión (dentro y fuera del Perú), pero básicamente para tomarle el pelo.

Retablo fue filmada en bellos escenarios naturales de la sierra de Ayacucho y está hablada, en su mayor parte, en quechua. La trama narra una historia íntima y conmovedora que habla de la vida, del arte y la herencia cultural en las comunidades andinas; del amor y también de la violencia que genera la intolerancia. Es la película peruana más premiada en la historia del cine nacional y no sería raro que se convierta en la segunda cinta peruana en llegar a ser nominada al Oscar en la categoría de mejor película extranjera.

La Tigresa del Oriente y Elmer Molocho, un cantante folclórico poco conocido, hace tiempo hacían noticia (es un decir) por su relación con una diferencia de edad de 45 años (ella tiene 73 y él 28), algo que fue aprovechado por el programa de farándula Magaly TV, la firme, que anunció la boda en vivo en su set, organizándole fiesta, cena, etc. con la evidente intención de conseguir rating como alguna vez hizo con Susy Díaz.

Los protagonistas de Retablo son Junior Béjar Roca, quien debuta en la actuación, Amiel Cayo y la gran Magaly Solier (quien, a estas alturas, tiene una veintena de películas en su haber producidas en lugares tan lejanos como Marruecos e Irán, entre otros, aunque aquí nadie se entere) y fue uno de los cinco proyectos seleccionados en el 2013 por el prestigioso laboratorio de Sundance, presidido por Robert Redford, nada menos.

A la Tigresa la dejaron plantada vestida de novia porque, entre otras cosas, una reportera del mismo programa que auspiciaba el matrimonio había “descubierto” que el novio vivía con otra mujer con la que tiene hijos. Aunque él asegura que no quiso prestarse a una farsa y que todo era algo armado.

¿Qué tiene que ver Retablo con la frustrada boda de la Tigresa del Oriente? Nada en realidad, pero cuesta entender que hasta ahora ningún canal de la señal abierta (creo que tampoco del cable), haya invitado a algún programa a director o a los protagonistas a hablar de esta película que nos ha representado en tantos festivales internacionales, mientras siguen hablando de un matrimonio trucho. Cuesta entender que “la prensa de espectáculos” haya asistido a esa payasada para realizar la gran cobertura como si se tratara de un evento artístico, mientras pocos irán a la conferencia de prensa de “Retablo” (ojalá me equivoque).

Algunos repetirán aquella frase de “eso es lo que al público le gusta”, pero ya ni siquiera pueden usarla de pretexto porque esa suerte de reality de la Tigresa apenas llegó a los 7.5 puntos de rating en horario estelar ¿No les dice nada eso a quienes manejan la televisión peruana?
Ah, Retablo se estrena el próximo jueves 16 de mayo.