Edición 2568: Jueves, 6 de Diciembre de 2018

¿Adiós Definitivo a la Paisana Jacinta?

Escribe: Patricia Salinas O. | Una vez más el controvertido personaje de JB está en jaque. Ahora es una sentencia judicial la que prohíbe que aparezca en televisión.

No es la primera vez, se dice,  que la Paisana Jacinta no iría más en Frecuencia Latina, aunque ahora hay una sentencia judicial que declara fundada la acción de amparo interpuesta por un colectivo de mujeres líderes de la provincia de Canchis, en el Cusco, que no solo prohíbe la difusión del programa a través de la señal abierta, sino que ordena el retiro de todos los videos de su canal de YouTube y de todas las plataformas virtuales en las que la empresa de televisión haya subido dicho contenido.

La sentencia del Primer Juzgado Mixto de Wanchaq considera que el programa trasgrede varios derechos de las mujeres indígenas andinas como el derecho-principio de dignidad humana (artículo 1º Constitución), el derecho a la igualdad y a la no discriminación (artículo 2.2º Constitución) o el derecho al honor y a la buena reputación (artículo 2.7 de la Constitución), entre otros.

Hace unos años (en el 2014 para ser más precisa), La Paisana Jacinta dejó de salir al aire por un tiempo, después de que el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) calificara de ofensivo al personaje y al programa porque reforzaba estereotipos negativos y racistas.

Recuerdo mucho la campaña encabezada por la parlamentaria andina Hilaria Supa, quien sostuvo conversaciones con algunos directivos del canal y se dio cuenta de que nunca reconocieron que el “humor” de La Paisana Jacinta era racista. “La respuesta que me dieron es que el programa tenía rating. Que tres mil firmas de personas que se sentían agredidas y ofendidas con el personaje no eran nada frente a las cifras de sintonía. Y yo creo que no todo es rating en la televisión ¿no?”, declaró Supa en esa oportunidad.

Por supuesto que no todo en la televisión es rating (o no debería serlo). La junta de la ONU, por ejemplo, señaló que una de las cosas más preocupantes era justamente que el espacio tuviera altos índices de audiencia “ya que esto refleja a una población poco sensible frente a las minorías, además de que dificulta que se tome consciencia de que el programa es realmente ofensivo”.

Ese es el verdadero problema: los televidentes que se ríen de la caricatura de una mujer provinciana bruta, sucia y arribista que refuerza un estereotipo que ofende a la mujer andina, como esta semana, la burla homofóbica de uno los integrantes de la orquesta de Zaperoko ofendió a un muchacho que se atrevió a denunciarlo en las redes y logró no solo que se disculpen, sino que quien lo molestó sea separado de la agrupación, decisión que fue aplaudida por muchas figuras de Frecuencia Latina que se mostraron indignados por el gesto homofóbico.

Irónico, ¿no? censuran la discriminación en el caso del miembro de Zaperoko, pero aplauden durante años a La Paisana Jacinta y para ello hablan de lo peligroso que es que un juez dictamine qué es lo que debemos o no debemos ver en televisión. No es así. La sentencia no prohíbe “ver” determinado programa, prohíbe difundir en un medio masivo algo que va en contra de la ley (porque a estas alturas, ya debe estar claro que la discriminación es un delito, ¿no?). Vayamos al extremo para que se entienda: es como si se prohibiera un espacio de apología a Sendero Luminoso y la gente protestara porque le están quitando el derecho de “decidir” ver lo que le da la gana.

El caso es que hace cuatro años, después de las protestas de ese momento, el programa se quedó sin anunciantes y, probablemente, esa fue la razón para que la sacaran del aire y les importó poco las miles de personas que se sentían ofendidas, porque luego volvió a aparecer.

¿Será este un adiós definitivo o vendrán con el cuento de siempre de reformular el programa para que el personaje no sea discriminatorio? Esperamos que Jorge Benavides deje ir de una vez por todas a la Paisana Jacinta y cree un nuevo personaje. Talento para hacerlo le sobra, solo falta que se atreva.   

Loading...

Noticias Relacionadas