Edición 2544: Jueves, 21 de Junio de 2018

Cobertura en Rusia

Escribe: Patricias Salinas O: | Mientras los canales de televisión dan vueltas en lo mismo, a través de las redes sociales nos enteramos de más cosas que la TV no quiere mostrar.

Probablemente este es el Mundial con mayor cantidad de “enviados especiales” de la historia del Perú, y es lógico, ya que después de una larga espera de 36 años, nuestra selección está jugando por la Copa del Mundo. Un promedio de 50 mil peruanos ha viajado, desde diferentes puntos, hasta la lejana Rusia para alentar a nuestro equipo y, era de esperarse, que los canales de televisión y demás medios de comunicación hicieran esfuerzo necesario de mandar sus respectivas y numerosas delegaciones.

La pregunta es, ¿ha valido la pena? ¿Algún programa ha mostrado algo más allá de las entrevistas diarias a los hinchas peruanos, de la Plaza Roja tomada por los peruanos, de las bromas a la gente de otras nacionalidades? La verdad no, la mayoría de reporteros y figuras que fungen de reporteros, se la han pasado como corresponsales de la hinchada.

La cobertura en las redes sociales ha terminado siendo mucho más precisa y variada porque no solo hablan de las cosas bonitas. Resulta muy raro que ningún canal haya dado cuenta del comportamiento de tantos machitos incapaces de entablar un diálogo coherente con gente de otros países, pero que se la pasaron desde los aviones en los vuelos internos, acosando a las azafatas o abrazando  a la fuerza a las rusas en el fan fest para tomarse una foto, ante la evidente incomodidad de ellas.

Y por supuesto, si bien se habló del hincha que fue declarado por la FIFA, el fan del día, por el atuendo de Inca que lució durante el partido Perú-Dinamarca, ningún programa dio cobertura al que, de hecho, podría ser declarado como el peor hincha por abusar de la amabilidad y hospitalidad de varias chicas rusas, a las que le hacía repetir como si se tratara de un saludo: “quiero cachar”. Los videos de este pobre diablo que, además, vestía la camiseta peruana se viralizaron inmediatamente, y no, como muchos creen celebrando  su chistecito, sino denunciándolo con nombre y apellido, el lugar donde trabaja y otros datos porque no queremos que tipos como este que nos avergüenza con su comportamiento, nos represente como peruanos.

Pero, ¿saben por qué los canales no le dieron cobertura a estos casos que encendieron las redes sociales? Porque ellos hacen lo mismo aunque con otras palabras (“Me gusta el pajarito peladito” hacía repetir un reportero a las chicas rusas), porque está normalizado ver en televisión este tipo de agresiones contra la mujer, incluso hoy, que el tema, por fin, comienza a ser sensible.

Solo en un caso hemos visto pedir disculpas, cuando el reportero de Latina, Juan Palacios Casas, se acercó  a la barra mexicana después del partido en el que le ganaron a Alemania. Ellos cantaban: “Alemania ya probó el chile nacional” y él les pregunta “Si Alemania ya probó el chile nacional ¿cuántas rusas ya probaron el chile mexicano?”. “Solamente dos. He llegado ayer”, respondió el mexicano, a lo que el periodista comentó: “Dos llegando ayer, ya me imagino al final”.

Este diálogo fue muy criticado en Twitter, por lo que  Eddie Fleischman,  pidió disculpas al inicio del partido Brasil vs. Suiza diciendo que cuando uno trabaja 20 horas por día, todos los días, “a veces la euforia nos hace cometer errores». Después el reportero reiteró las disculpas en su cuenta de twitter, pero aseguraba  que se le malinterpretó “porque no era esa la connotación” ¿Qué otra connotación podría tener? En fin, por lo menos se disculpó, pero queda claro que hay partidos mucho más importantes que los del Mundial, que los peruanos tenemos que ganar y entonces sí podremos cantar con ganas “Cómo no te voy a querer…”.   

Loading...