Edición 2541: Jueves, 31 de Mayo de 2018

Nace Una Estrella

Por: Patricias Salinas O. | Cuando la eliminación de una concursante se convierte en tendencia, es evidente que algo fuerte está pasando.

Aunque tienen sus detractores, no hay duda de que los realities dedicados al canto, son casi las únicas vitrinas donde muchos artistas pueden mostrar su talento y lograr llegar al gran público. Eso pasa no solo en el Perú, sino en el mundo entero: programa como “The Voice” y sus réplicas en diferentes países, la Academia, Factor X, etc, son las principales canteras de donde ha salido la gran mayoría de la nueva generación de intérpretes.

Desde hace varios años, en el Perú también se realiza este tipo de programas, pero con formatos como “La Voz”, “Yo soy” y ahora “Los 4 finalistas”, es que los concursantes han tenido mayor exposición, quizás por la fuerza que hoy en día tienen las redes sociales. Cuando la eliminación de una concursante se convierte en tendencia, por ejemplo, es evidente que algo grande está sucediendo.

Eso pasó cuando el sábado pasado Susan Ochoa, una de las participantes favoritas del programa “Los 4 finalistas” fue eliminada por Aldair Sánchez, quien nunca antes había pisado un set de televisión  y que  llegó al escenario cantando música criolla. Sorpresivamente, el retador se llevó los votos de los televidentes y sacó de competencia a Susan, quien tiene ya toda una historia en este tipo de programas, pues fue ganadora de “Superstar” en el 2003 y más recientemente tuvo una muy comentada participación en “La voz”.

Susan había permanecido inamovible desde el primer programa de “Los 4 finalistas” y muchos, ya la daban por ganadora, porque ningún retador, por bueno que fuera, lograba vencerla en las batallas, como lo hizo Aldair, quien sin embargo, fue eliminado al día siguiente, nada menos que por César Mancilla, otro veterano de los concursos de canto, quien curiosamente quedó en segundo lugar en aquella edición de “Superstar” en la que Susan ganó, como si fuera un juego del destino.

La eliminación de Susan, no solo se convirtió en tendencia en la redes, sino que también fue noticia en varios medios. Sus fans no se cansaban de reclamar, por lo que ella publicó un post dedicado a ellos en su cuenta de Facebook: “Gracias siempre, siempre por todo su cariño, por haberme permitido estar y vivir momentos tan felices, emocionarme, soñar, hacer que mi corazón se acelere al leer mensajes tan bellos, gracias por compartir conmigo y tratar de soñar junto a mí, pero todo pasa por algo y yo hasta aquí llegué…”.  La publicación fue comentaron y compartida inmediatamente y cuenta con más de 8 mil likes.

Pero la historia no termina aquí, Christian Rivero, conductor de “Los 4 finalistas” ya anunció que en la última etapa del programa, muchos de concursantes eliminados podrán regresar a retar a los que aún se mantengan en las sillas, es decir, es más que seguro que Susan volverá al programa y es bastante probable que sea la ganadora.

Sin embargo, gane o no, creo que aquí debe terminar la etapa de concursos para ella. Si bien es cierto, como ya dije, este tipo de programas es una buena vitrina para los nuevos talentos, tampoco hay que abusar de ellos. Si los concursantes van a ser siempre los mismos, el formato deja de tener gracia. Susan ya es una estrella, ya no tiene por qué estar sometiéndose a puntuaciones o votaciones. Ya tiene el cariño del público, que es lo más importante, sólo falta que ella se asuma como artista y vuele. Ya está lista para hacerlo.   

Loading...