Edición 2521: Jueves, 11 de Enero de 2018

El Tiempo se Acabó

Escribe: Patricia Salinas O. | Una gala llena de detalles y discursos que demuestran que, definitivamente, la televisión y el cine sirven para algo más que para entretener.

La ceremonia de entrega de los Globos de Oro este año quedará para la historia. Además del acuerdo simbólico de ir vestidos de negro en señal de protesta contra el acoso y el abuso sexual dentro de la industria que el año pasado se convirtió en el gran destape, todo encajó como un gran engranaje para enviar un mensaje de fuerza y esperanza a las mujeres del mundo entero.

Todo fue diferente desde la alfombra roja, muchas actrices, entre ellas Meryl Streep, Emma Watson, y Michelle Williams llevaron como acompañantes a mujeres activistas que representaban a alguna organización que lucha por una causa, así es que el tiempo que generalmente se le dedica en esta parte de la gala a hablar frivolidades sobre el diseño de la ropa o las joyas que llevaban, se aprovechó en esta oportunidad para hablar de problemáticas de mujeres campesinas, trabajadoras domésticas, mujeres negras, indígenas, etc.

Después todo siguió el mismo rumbo. Las mujeres siguieron siendo las grandes protagonistas de la noche, al momento de recibir los galardones, la mayoría de los cuales fueron para producciones que tienen que ver con el abuso,  hombres y mujeres usaron sus minutos sobre el escenario para mostrar su apoyo a la iniciativa por la justicia social y de género.

Sin duda, el mensaje más poderoso y emotivo fue el de Oprah Winfrey. “Quiero reconocer a todas las mujeres que sufrieron abusos y siguieron adelante porque tenían, al igual que mi madre, hijos que mantener, cuentas que pagar y sueños que perseguir”, dijo Oprah y agregó: “Por mucho tiempo a las mujeres no les han creído cuando decidieron contar sus historias, pero ese tiempo se acabó”.

La actriz y conductora es la primer mujer negra que recibe el premio Cecil B. DeMille, por su trayectoria y recordó que ella, siendo niña, cambió su manera de ver las cosas justo cuando ese mismo premio fue entregado a Sidney Poitier, el primer actor negro en recibirlo.

“Así que para todas las niñas que nos están viendo, viene un hermoso día, un momento en el que nadie tendrá que decir ‘Yo también’, nunca más”, expresó Winfrey ante una audiencia que la aplaudió de pie.

Nicole Kidman, una de las grandes estrellas de la temporada por su rol de una mujer maltratada, destacó que Big Little Lies trata sobre el abuso a las mujeres y confió en que se mantenga el debate en marcha en Hollywood sobre este tema para transformar la situación. “Espero que podamos cambiar las cosas con las historias que contamos”, expresó la actriz.

Reese Witherspoon, que además de actriz es una de las productoras de Big Little Lies, dedicó el premio a mejor miniserie a quienes denunciaron situaciones de acoso o abuso en los últimos meses: “Los entendemos, los escuchamos y contaremos sus historias”, dijo.

También fueron premiadas The Handmaid’s Tale y The Marvelous Mrs. Maisel, mejor serie dramática y al mejor show de comedia, respectivamente. La primera es la siniestra historia de una sociedad en la que las mujeres están completamente sometidas y la segunda también gira alrededor de la historia de una mujer luchadora. Todo, hasta los chistes del anfitrión, era totalmente consecuente.

“Time’s up”, “El tiempo se acabó” era la frase que se usó para decir “basta” al silencio en el mundo del entretenimiento sobre el abuso de poder y acoso sexual, pero al parecer también graficó perfectamente esta nueva en la son las historias de mujeres las que cautivan al público porque sabemos que ya es hora de que sean contadas. A ver si la televisión peruana aprende algo, ¿no? 

Loading...