Edición 2518: Jueves, 14 de Diciembre de 2017

¿Se Acabó el Baile?

Escribe: Patricias Salinas O. | Después de diez años, Gisela Valcárcel dijo que El gran show llegó a su final. ¿Con qué y cuándo regresará? Solo ella lo sabe.

Gisela Valcárcel, lo ha demostrado tanto en la televisión como detrás de ella, es una mujer que sabe cerrar círculos, que no tiene miedo en decir okey, esto no funciona, me voy (lo hizo cuando uno de sus programas bordeaba los seis puntos y prefirió dar un paso al costado), que es capaz también de parar aún cuando las cifras la favorecen, como ahora que ha decidido cerrar la etapa de El gran show después de diez exitosos años.

Diez años fueron también los que estuvo frente a Aló Gisela, el programa que la convirtió en la reina del mediodía y que  alcanzó históricos niveles de audiencia, superando, incluso, a la telenovela Simplemente María. De eso hace ya 30 años que celebró hace unos meses, satisfecha de lo que ha logrado.

El sábado, en la última edición de El gran show, recordó cuando Magaly Medina se refería a ella como a un cadáver televisivo y con una sonrisa agregó: “Miren ustedes este cadáver”.

Después se quitó las pestañas postizas, los anillos, la pulsera, los ganchos de su peinado y hasta comenzó a limpiarse el maquillaje ante cámaras, evocando quizás aquel primer gran momento en la pantalla chica, cuando en el lanzamiento de Aló Gisela apareció de sorpresa su hija Ethel y ella no pudo contener las lágrimas y, antes de que se le cayeran, se sacó las pestañas postizas.

“Como hace 30 años, dejo las pestañas, porque esas me las pongo solo para ustedes. Me empiezo a quitar lo que no uso en mi vida diaria. Gracias Luis Miguel por tu peinado, gracias Nandito por tus cuidados, pero esto lo volveré a hacer si tengo la oportunidad de encontrarme otra vez con ustedes. El baile volverá cuando usted lo quiera. Me voy a efectuar mis labores de ama de casa”, dijo.

Obviamente se va a realizar sus labores de ama de casa tres meses, seis a lo mucho. Gisela tiene, todavía, decenas de proyectos, ideas, sueños. El año pasado en una entrevista me contó que le encantaría volver a tener un programa dedicado a sus “señitos”, a las amas de casa, a la mujer de hoy, un programa en que  pudiera compartir con ellas sus propias experiencias como emprendedora y empresaria, pero que siendo consciente de que en la televisión actual no hay lugar para eso, planeaba lanzar su propio canal de televisión por cable.

Como ven, nada es casualidad, Gisela cierra etapas con números redondos. Debe ser otra de sus cábalas, como usar un vestido rojo cada vez que inicia un nuevo proyecto o la nueva temporada de un programa, o hacer lo que nadie más es capaz de hacer frente a cámaras, como quitarse las pestañas postizas.

Estoy segura de que ya está embarcada en ese proyecto del canal propio, que puede ser el inicio de una nueva etapa. No hay que olvidar que Gisela ya no es solo un rostro de la tele. Con GV producciones, su productora,  ha sacado adelante varios programas exitosos como 100 peruanos dicen, Doctor TV y más recientemente Mi mamá cocina mejor que la tuya.  Incluso fue ella quien trajo al Perú los formatos de El último pasajero y Yo soy. De ahí a un canal propio, como pasó con Oprah Winfrey en Estados Unidos, hay un paso. Porque si de algo sabe Gisela Valcárcel, quién lo puede dudar, es de televisión. 

Loading...