Edición 2515: Jueves, 23 de Noviembre de 2017

No Hemos Aprendido Nada

Escribe: Patricia Salinas O. |Después de la euforia inicial por la clasificación del Perú al Mundial, volvió la persecución a los jugadores de la selección.

Hace exactamente una semana el Perú era una fiesta, los peruanos vestidos de rojo y blanco se abrazaban en las calles sin conocerse, sonreían y compartían la alegría de la clasificación al Mundial, después de 36 años, de una selección de fútbol en la que nadie  había creído. Parecía que por fin habíamos encontrado un pretexto para unirnos, sin embargo como dice aquella canción de Serrat: “Y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas. Se despertó el bien y el mal; la zorra pobre al portal,  la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas. Se acabó, el sol me dice que llegó el final; por una noche se olvidó que cada uno es cada cual”.

Sí pues, duró una noche, quizás un día más por el feriado decretado por el Gobierno y un poco más para los canales de televisión que alargaron la algarabía para exprimir bien el limón en los programa de fin de semana, pero después tanta felicidad no era bueno para el rating, la felicidad no vende, ya sabemos que las buenas noticias no son noticia y que es mejor negocio buscar la basurita en la vida privada de cualquier personaje para tumbárselo.

En esta coyuntura, los personajes, los héroes, los rock stars son los integrantes de la selección, así que a ellos había que apuntar.  Así que el jueves pasado, fresquecito nomás, al día siguiente del partido Perú-Nueva Zelanda, con el que clasificamos al Mundial Rusia 2018, muchos medios se olvidaron de cómo habían gritado el gol de Jefferson Farfán la noche anterior y se dedicaron a criticarlo por un incidente que tuvo con un tipo que le dio un puñete en la cabeza, mientras él firmaba autógrafos a los hinchas en Barranco. No criticaban al desadaptado que lo agredió, sino a él por defenderse. “¿Qué hacía en Barranco?, ¿por qué no se cuida?, ¿qué hace juergueándose?”, fueron algunas de las preguntas que hacían algunos conductores de noticiarios. ¿De verdad creen que mientras todo el Perú se pegaba la gran bomba de su vida porque el Gobierno hasta dio feriado para que tengan una feliz resaca, el dueño del santo no tenía derecho a celebrar? ¿En serio creen que los jugadores de fútbol tienen que hacer su vida pensando única y exclusivamente en no decepcionar a los hinchas porque ellos son un “role model”?

Los deportistas, los artistas o cualquier persona con relativa fama, son seres humanos, con errores y debilidades, con cosas buenas y con cosas malas, como todos. ¿Que tienen que cuidar su cuerpo porque es su herramienta de trabajo? Claro, pero no por dar un buen ejemplo a nadie, ni porque si no lo hacen van decepcionar a la hinchada o los Phillips Butters, y los Tito Navarro. No, lo tienen que hacer por ellos, por su trabajo, porque van a rendir mejor y, probablemente, van a ganar más. Es decir, es asunto de ellos y de nadie más.

Pero claro, más fácil es juzgar y buscar cómo embarrar a cualquiera de los seleccionados. Yordy Reyna estuvo en una fiesta en la que también estuvo la fallecida voleibolista Alessandra Chocano y los noticiarios ya estaban tratando de encontrar la manera de involucrarlo en el tema, preguntando maliciosamente ¿por qué tendría amistad (cosa que ni siquiera era verdad) con una chica de 16 años? Ni hablar del caso de Paolo Guerrero, a quien intentaron crucificar apenas encontraron una rendijita por la cual podían destilar su veneno.

En resumen, no hemos aprendido nada de ese equipo que jugó contra todo y contra todos, de un grupo humano que demostró que hay cosas que solo se pueden lograr estando unidos,  de ese director técnico que ni siquiera se atrevía a sonreír antes del triunfo final con el que le calló la boca a todo el mundo. No hemos aprendido nada, porque ahí siguen los programas deportivos y no deportivos buscando la desunión en lugar de la unión, tratando de destruir en lugar de construir. Es triste, pero no hemos aprendido nada. 

Loading...