Edición 2503: Jueves, 31 de Agosto de 2017

Violencia Radial

Escribe: Patricia Salinas O. | Cuando la chacota y la estupidez se juntan en una frase tan peligrosa que podría costarle el puesto al locutor que la dijo.

¿Qué pasaría si un locutor utiliza su programa de radio para incentivar la violencia y decir algo así como “Si los precios siguen subiendo, saqueemos los mercados y tomemos lo que nos pertenece” o pero aún “Si el poder judicial no funciona, tomemos la justicia por nuestras manos, hagamos juicios populares y decidamos quién merece vivir y quién no”. Supongo (y espero), que lo mínimo que podría suceder es que esa persona sea separada de la estación de radio, lo mínimo, porque estoy segura de que sería denunciado y probablemente terminaría preso.

Sin embargo, incentivar la violencia contra la mujer, les parece, a muchos, una broma. Estamos tan acostumbrados a escuchar frases agresivas disfrazadas de piropos, que a algunos escuchar a Pablo Tomairo, locutor de radio Planeta bromear en el programa “Beats” sobre cómo abusar de una mujer les da risa.

La frase exacta fue: “si la flaquita no quiere, la pepeas y listo”, refiriéndose, por supuesto, a qué hacer cuando una chica no quiere tener sexo, pero lejos de lograr que celebren su chiste, inmediatamente miles de personas mostraron su indignación a través de las redes sociales diciendo: “Eso es apología a la violencia”, “Este tipo está incentivando a la violación”, entre otras cosas.

Después de la lluvia de críticas, Tomairo usó su cuenta en Facebook para ofrecer disculpas. “Hoy cometí un grave error al iniciar mi programa radial. Como es habitual, doy la bienvenida a mis oyentes de una forma amena pero hoy emití una frase estúpida, tomando la palabra ‘pepeo’ como broma que entiendo no debe ser tomada como tal en ninguna circunstancia. Me disculpo con todos (mis oyentes y público en general) por tremendo error”, escribió y horas después, sin embargo, Pablo Tomario tomó la decisión de poner en privado todas sus redes sociales debido a la gran cantidad de comentarios que recibió tras sus desafortunadas declaraciones. 

No, Pablo Tomairo, el problema no fue que usaste la palabra ‘pepeo’ como una broma, el problema es la frase completa con la que demuestras que no tienes ningún respeto por las mujeres, que no te importa “si una flaquita no quiere”, porque siempre habrá una manera de forzarla, vale decir, violarla. Esa es la parte más grave y no admite, en ningún contexto, un tono humorístico.

Así que no pues, no basta una disculpa después de lanzar semejante barbaridad en un medio de comunicación. No es tan simple como creen muchos de sus defensores que dicen “ya pues, era una broma, ya se disculpó ¿qué más quieren?”. No, señores, este chico cometió un error (y no un pequeño error), y los errores se pagan.

Es por eso que Radio Planeta emitió un comunicado en el que señala que “está en contra de cualquier comentario que incentive esta clase de conductas y que incentive la violencia en todas sus formas”.
“También está en contra de comentarios que promuevan bromas en torno a dichas situaciones y trabajaremos diariamente en evitar impulsar comentarios de este estilo sin perjuicio de emitir internamente las sanciones que corresponda”, finaliza la misiva.

Las sanciones, evidentemente, se han tomado. Radio Planeta no lo ha hecho público, pero Tomairo no ha vuelto a salir al aire y hasta donde hemos podido averiguar, no volverá a tener micrófono, por lo menos hasta fin de año. La emisora ha hecho lo correcto y ojalá otras radios asumieran esa misma actitud con los locutores y conductores que lanzan al aire cualquier disparate, a veces queriendo parecer graciosos, otras queriendo ser “opinólogos” (cayendo, en muchas oportunidades, en delitos como el racismo o la apología a la violencia), sin entender la responsabilidad que tienen como comunicadores y, vamos, en momentos como los que vive el país,  también como peruanos ¿no?       

Loading...