Fietta Jarque y Sharon Lerner (abajo) organi  zaron el ARCOMadrid. El Estado español les otorgó a ambas la Orden al Mérito Civil.
Fietta Jarque y Sharon Lerner (abajo) organi zaron el ARCOMadrid. El Estado español les otorgó a ambas la Orden al Mérito Civil.
Edición 2581: Jueves, 14 de Marzo de 2019

Ellas Fueron Arco

Escribe: Luis E. Lama | “La presencia en Madrid del hoy exministro Rogers Valencia dio vergüenza ajena.”

Fietta Jarque y Sharon Lerner (abajo) organi  zaron el ARCOMadrid. El Estado español les otorgó a ambas la Orden al Mérito Civil.
Fietta Jarque y Sharon Lerner (abajo) organi zaron el ARCOMadrid. El Estado español les otorgó a ambas la Orden al Mérito Civil.

Sería imposible concebir ARCO Perú sin la participación de Fietta Jarque. Ella ha sido el motor que ha coordinado en Madrid los locales de exposición, ha buscado los sitios más adecuados para el marketing cultural peruano y ha hecho una tarea titánica para darle coherencia a un evento que el Ministerio de Cultura no hubiera podido hacer. La otra mujer que hizo un esfuerzo titánico para darle decencia a la Feria fue Sharon Lerner, curadora del MALI e independiente del Mincul, cuya cabeza máxima no excede los conocimientos de un guía turístico licenciado en Cusco. Su presencia en Madrid dio vergüenza ajena.

El trabajo de Lerner es acertadísimo más allá de concesiones curatoriales, como la inclusión de Armando Andrade, hijo de su jefe, dejando de lado a artistas con mayores merecimientos. Habría que añadir que Andrade tuvo una individual exclusiva –nadie se explica por qué– y además fue incluido en otras dos colectivas, hechos que escapan a la responsabilidad de Lerner. Más bien a ella se debe que toda la parte peruana contara con un montaje excepcional a diferencia de los stands de las otras galerías, repleta de cuadros para vender. El pabellón peruano incluyó una “maloca” (casa ancestral comunal utilizada en la selva) que integraba nuestros orígenes y nuestra contemporaneidad. Ella requirió el trabajo del arquitecto Paulo Dam, de Kiko Mayorga, Jorge Villacorta y otros miembros del equipo que permitieron destacar aún más nuestro espacio.

El Estado español, en reconocimiento a Jarque y a Lerner, otorgó a ambas la Orden al Mérito Civil, que ambas profesionales ampliamente merecían.

Lerner asumió además –junto a Gredna Landolt– la muestra Amazonias ubicada en el antiguo Matadero de Madrid que cuenta con una imponente infraestructura. Si bien en la muestra hay un desequilibrio entre artistas de la selva y los de Lima, esta logra capturar el interés debido a que hay una poderosa presencia de la creatividad de nuestras etnias que concentró la atención de los visitantes. Queda en el idílico paisaje que han sabido reproducir nuestras etnias y que fue lo de mayor interés Las curadoras además introdujeron una mirada occidental contemporánea con video, fotografía, arte digital, etc., estableciendo un contrapunto que hubiera sido más acertado ubicar en un espacio paralelo para privilegiar la reflexión de los espectadores desde distintos puntos de vista.

JCM por Jorge Pettoruti.
JCM por Jorge Pettoruti.
NASCA (MALI) estaba resplandeciente en la Telefónica. Sin embargo, ante las dudas de visitar pasado o futuro, la atención se concentró en AMAUTA en el Reina Sofía, una muestra de admirable contundencia curada por Natalia Majluff (MALI) y Beverly Adams, curadora del Blanton Museum of Art, con la activa participación de José Carlos Mariategui –ATA– apoyando activamente con archivos y documentación. El contenido es trascendental. Textos para orientar al púbico, pinturas, gráficas y obras peruanas, argentinas, paraguayas y mexicanas, muchas de las cuales constituyen un descubrimiento y permiten apreciar los modos de ver, de pensar, de vivir en suma, durante un lustro clave de nuestra historia. Nunca antes se había hecho una investigación con un carácter científico de quiénes somos y cómo somos. Los orígenes de nuestra modernidad y los pensamientos que nos hicieron una nación. Los artistas presentados son incontables, pero de especial interés es la presencia de la obra de George Grosz y Kirchner para revelar la influencia del expresionismo alemán en nuestros indigenismos.

En el cuartel General Conde Duque se presentaron aspectos de nuestra contemporaneidad digital con una antológica a cargo de José Carlos Mariátegui y Jorge Villacorta: Video Translaciones: Miradas x Espacios. De acuerdo con los curadores “las obras aluden a espacios geográficos, a la memoria de la violencia en el Perú, a lecturas culturales de la ciudad y del espacio público, pero también a los vuelos de la imaginación y a las fantasías a partir de representaciones diversas.” Esta fue una de las grandes exposiciones a la que se debe añadir Estratos de un paisaje. Fotografía Contemporánea peruana en colección Jan Mulder, que contó con una curaduría y un montaje perfecto a cargo de Alejandro Castellote en Casa de América.

Lamentablemente, en la sección oficial se filtraron muestras delirantes y premios inventados como el recibido por Silvana Pestana. Pero de ello trataremos la próxima semana porque son errores que no pueden quedar impunes. Mientras tanto queda en la memoria artistas como Miguel Aguirre, Mariela Agois, Maya Watanabe y sobre todo Jorge Cabieses en la galería Fernando Pradilla.