El imperio de las imágenes: una nueva estructura de dominación global, de Angie Bonino. una de las exposiciones que estará en Madrid.
El imperio de las imágenes: una nueva estructura de dominación global, de Angie Bonino. una de las exposiciones que estará en Madrid.
Edición 2577: Jueves, 14 de Febrero de 2019

Sacada de Vuelta

Escribe: Luis E. Lama | “Cuando adquieran madurez reducirán los artificios para concentrarse en lo esencial”.

El imperio de las imágenes: una nueva estructura de dominación global, de Angie Bonino. una de las exposiciones que estará en Madrid.
El imperio de las imágenes: una nueva estructura de dominación global, de Angie Bonino. una de las exposiciones que estará en Madrid.

Frente a la argolla que se ha formado en torno a ARCO los artistas han reaccionado y han contactado con curadores y galerías madrileñas para hacer individuales simultáneas, creando un circuito paralelo al que eufemísticamente se le ha llamado OFF ARCO. La mejor demostración de las influencias es que la única exposición ON ARCO en una Centro 2 de Mayo es la de Armando Andrade hijo. A pesar de exhibir en Móstoles, una provincia a 18 km. del centro de Madrid, su muestra sí está incluida dentro del evento ferial. A ellos se puede añadir a dos artistas de merecido prestigio como Gilda Mantilla y Raimond Chaves, a los que se suma las gigantescas “semillas” de Jaime Miranda Bambarén, en el Cuartel Conde Duque, e innecesariamente “curada” por Gustavo Buntinx. Hay que decir que estas piezas estuvieron varios meses en la Avenida Larco y han terminado decorando el ingreso de un edificio en San Isidro. A pesar de sus connotaciones, no demandan un farragoso discurso.

La propuesta OFF es más interesante, a pesar de que allí se han filtrado artistas que difícilmente ameritan participar en un evento internacional. Destacan las individuales de Jorge Cabieses, Hernán Pazos, Cristina Colichón, entre otros. Hay además buenas colectivas como LENGUA BÁRBARA curada por Ximena Garrido-Lecca y José Vera Matos, DISCURSOS DESDE LA PERIFERIA curada por  Ana María Rodrigo, UNA NOCHE INOLVIDABLE y una colectiva de artistas trujillanos. Algunas son para llorar. Lucen organizadas por señoras con dinero que han querido figurar en un evento al que de otra manera jamás hubieran tenido acceso a un evento internacional. Sin embargo prefiero esta caótica pluralidad, a pesar de sus desniveles, que la discriminación. Ellas dan testimonio del emprendedurismo de nuestros artistas que por sí solos buscan nuevas vías para escaparse del cepo del mercado local.

La próxima semana parto a Madrid porque considero mi responsabilidad ver parte del arte peruano y su acogida –o rechazo– en el exterior. A mi regreso publicaré en CARETAS mis opiniones. Ignoro las razones por las cuales el Mincul me ha invitado a dar una charla en la que quiebro la solidez de la argolla establecida. Hasta la fecha no me han informado día, lugar, hora o tema, lo que puede dar un indicio de cómo se están organizando los eventos. La verdad es que las charlas no tienen importancia alguna en las ferias internacionales.

Semillas de Jaime Miranda Bambarén en la Avenida Larco de Miraflores. Las piezas ahora decoran el ingreso de un edificio en San Isidro.
Semillas de Jaime Miranda Bambarén en la Avenida Larco de Miraflores. Las piezas ahora decoran el ingreso de un edificio en San Isidro.

ARCO es un negocio y su interés se concentra en los poderosos que quieran comprar. Lo verdaderamente importante son las actividades que se realizan en torno a ello, la mayoría de las cuales han sido coordinadas por Fietta Jarque, la verdadera responsable que el Perú tenga tanta repercusión en Madrid, con muestras inolvidables como la curada por Natalia Majluf para el Reina Sofía. Pero también se pueden ver exposiciones anteriormente inauguradas como la de Angie Bonino El imperio de las imágenes: Una nueva estructura de dominación global que ha recibido inmejorables críticas.

Precisamente Angie Bonino presenta en la galería del Centro Cultural Ricardo Palma su tercera versión de Muestra de Muestras, (sic) nombre un tanto pomposo para una exposición de los alumnos de su taller en Bellas Artes. Esta edición es más sólida que las anteriores y si bien la mayoría luce deslumbrada por los nuevos medios, hay algunos que obtienen resultados extraordinarios con recursos más tradicionales, como ocurre con los dibujos digitales que se adhieren al “queer art” o los estudios sobre la negritud, empleando la iconografía precolombina y los tejidos para tratar sobre los orígenes de la población peruana de color. Es la mejor obra de la muestra.

Los excesos de la mayoría resultan comprensibles para recién egresados. Cuando adquieran la madurez necesaria reducirán los artificios para concentrarse en lo esencial, como debió ocurrir con la propuesta sobre la ayahuasca y otras piezas derivativas que con el paso del tiempo sabrán pulir y definir un lenguaje propio. Ignoro el tiempo que estos talentosos muchachos han estudiado con Bonino. Su descontrol puede opacar a técnicas tradicionales que demanda un oficio que cada día se vuelve más exigente porque hay que aprender a ver. Ellos deberán precisar también qué van a decir a través del dibujo, que es la columna vertebral de toda carrera de arte. Digital o Analógico. Sin su dominio, nadie puede aventurarse en la experimentación porque sencillamente el resultado será un fracaso. Suerte a todos.