Eduardo Villanes ganó el premio SURA con su serie Contact Shits, fotodiario colombiano tomada en Bogotá. Muestra en La Galería.
Eduardo Villanes ganó el premio SURA con su serie Contact Shits, fotodiario colombiano tomada en Bogotá. Muestra en La Galería.
Edición 2555: Jueves, 6 de Septiembre de 2018

El Canto Del Cisne

Escribe: Luis E. Lama | “Desde sus inicios Lima Photo ha tenido un nivel y una dignidad por lo que propone”.

Eduardo Villanes ganó el premio SURA con su serie Contact Shits, fotodiario colombiano tomada en Bogotá. Muestra en La Galería.
Eduardo Villanes ganó el premio SURA con su serie Contact Shits, fotodiario colombiano tomada en Bogotá. Muestra en La Galería.

Lima Photo es la única feria de arte para tomarse en cuenta. Su coherencia, el nivel de la organización y los hallazgos que allí se encuentran le han dado a la fotografía del Perú un empuje sin precedentes.

La huachafería, la figuración y la banalidad de las otras ferias han terminado por engullirse a sí mismas, formando con su estúpido enfrentamiento un vendaval que ha arrasado con el mercado de arte. Si se analizan las fechas se llegará a la devastadora conclusión de que la decadencia en la comercialización del arte coincide con la creación de las ferias que han traído galerías internacionales haciendo repartir una torta muy pequeña entre un exceso de comensales. O viceversa.

¿Son importantes las galerías que traen artistas internacionales? Las que vienen lo hacen con obras que tienen un precio límite porque saben de antemano qué es lo que nuestro mercado está dispuesto a pagar. Sin embargo, nuestras galerías pueden invitar como antaño a grandes artistas internacionales, sin necesidad de tener unas ferias barriales como las nuestras. Solo Enlace se encarga de invitar artistas, que salvo excepciones, poco tienen que aportar a nuestras formas de ver.

Notable Arbóreas de Billy Hare en la Galería del Paseo.
Notable Arbóreas de Billy Hare en la Galería del Paseo.

Esta es la razón por la cual nuestros coleccionistas acuden a ferias internacionales donde la selección es de mayor contundencia. En cambio al Perú solo vienen excepcionalmente coleccionistas internacionales por el escaso interés de la oferta. Un desperdicio.

Habría que señalar que el despropósito de Art Lima cuenta (¿contaba?) como socio a El Comercio, quien hace una publicidad desmesurada en detrimento de cualquier otra actividad. Parc es la otra feria –que el MAC debe desaforar– y parece haberse convertido en la prolongación de la colchonería de Ivcher, suegro del notorio Gil Shavit principal protagonista del caso Monumental Callao. 

Lima Photo es otra cosa. Desde sus inicios ha tenido un nivel y una dignidad por lo que propone al público peruano que resulta ejemplar. Hay que agradecerles a Gastón Delau, Director Ejecutivo, y a Roberto Huarcaya, Director Artístico, por tener la capacidad y la decencia de hacer un festival fotográfico de alto nivel de exigencia. Juan Mulder es su director.

Foto de Marta María Pérez Bravo en la galería cubana Seis Seis.
Foto de Marta María Pérez Bravo en la galería cubana Seis Seis.
La mudanza al Parque Salazar, con esa enorme capa color morado, otorgó más presencia al evento, dándole mayor externalidad en un sitio privilegiado. Allí volvió a insistir en la fotografía como arte, realizando un proceso educativo que abarcaba a un mayor número de asistentes, haciendo una formidable labor didáctica.

Este año el evento se ha repetido en el mismo lugar, pero la crisis ha pasado factura al número de participantes. Apenas 8 galerías locales quisieron apostar por el evento y nueve internacionales fueron solidarias con esta actividad. Desde un punto de vista comercial pudiera no ser rentable para los organizadores, pero el visitante encontró en la amplia carpa amplios puestos con fotografía de primer nivel. Cada una de ellas con una exigencia especial, con obras inolvidables que fueron acogidas por los coleccionistas y por un público masivo. Se calcula que acudieron más de 20 mil visitantes a un evento en el que predominaba el arte antes que el comercio.

Había galerías con participaciones notables como el Homenaje a Fernando La Rosa, en una magnifica demostración de respeto a uno de nuestros más destacados fotógrafos. El otro stand memorable fue el de La Galería que presentara el proyecto de Eduardo Villanes que mereciera el premio SURA. La serie es conmovedora, pues nos ubica como fisgones de una pareja de desamparados que tiene sexo y duerme en la berma central mientras el metro cruza a su lado y  ellos permanecen imperturbables.

Cada puesto tiene además fotografías notables. Del Paseo con Billy Hare –uno de nuestros mayores fotógrafos– y la uruguaya Cecilia Bonilla. Carlos Camaño presenta indagaciones de Hans Stoll junto a otros hallazgos locales. En el campo internacional encontramos a Roberto Huarcaya en Rolf Gallery –un espacio solo para maestros–, y GV Consultoría en Arte trajo un deslumbrante conjunto de Patricio Roig que constituye la mejor participación de la feria. La galería cubana Seis Seis presentó fotos de Marta María Pérez, uno de los nombres emblemáticos de la fotografía contemporánea latinoamericana. Fue un gran evento.

Loading...