Obra del artista venezolano Carlos Cruz-Diez vandalizada por Castañeda.
Obra del artista venezolano Carlos Cruz-Diez vandalizada por Castañeda.
Edición 2546: Jueves, 5 de Julio de 2018

Los Guerreros

Por: Luis E. Lama | “San Isidro está obligado a reaccionar ante este nuevo vandalismo de la bestia (Castañeda)”.

Obra del artista venezolano Carlos Cruz-Diez vandalizada por Castañeda.
Obra del artista venezolano Carlos Cruz-Diez vandalizada por Castañeda.

Indignados ante la invasión de carteles que publicitan a políticos sin ninguna propuesta –todos muestran sus caras– un grupo de arquitectos jóvenes ha decidido recuperar el espacio que nos corresponde a todos, interviniendo los paneles con textos y señales con los cuales la mayoría está de acuerdo.

La proliferación de paneles en cada campaña electoral causa una polución inaceptable con el pretexto de la democracia. Pero los alcaldes de Surco y La Molina, principales distritos afectados, se están despidiendo –espero que para siempre– con una agresión publicitaria carente de toda ética.

Los anuncios que hasta ahora he visto están diseñados para idiotas y su multiplicación es insultante. Hay casos como el de KARRY del partido K (FP), que en muchos lugares se repite cada media cuadra. La fortuna invertida debe ser investigada escrupulosamente porque nada justifica la agresión de estos avisos cuyo derroche atenta contra toda ética electoral equilibrada y cuyos contenidos resultan estupefacientes para la inteligencia del ciudadano.

¿Dónde están las ideas? ¿Para qué me sirve ver un  rostro desconocido por el cual nunca votaré? ¿Cuánto gana cada municipalidad por dar licencia a estos avisos? Ciertamente todo el mundo intuye la respuesta. Y lo que han hecho estos nuevos guerreros es hacerlo evidente ante nosotros. Debería haber grupos similares por todo Lima. Y para los que aún dudan, estas intervenciones sí son obras de arte político hechas por indignados con los que me solidarizo.

LA BESTIA
Carlos Cruz-Diez es uno de los mayores representantes de un arte eminentemente latinoamericano: el cinetismo. Venezolanos, brasileños y argentinos lo han practicado a un nivel de maestría excepcional. Lo óptico y cinético, que fue uno de los puntos más altos de la vanguardia de los años 60, se expandió no solo en galerías sino también en el espacio público, en calles y veredas, en edificios y escenarios, abarcando el diseño en el arte utilitario. Por esos giros pendulares del arte  su primacía fue decayendo hasta que en el milenio resurge con toda fuerza gracias a la revalorización del arte geométrico, particularmente la vanguardia rusa de un siglo atrás y el filo duro de los años de la vanguardia.

Edificio en Panamá intervenido por el artista.
Edificio en Panamá intervenido por el artista.

Cruz Díez ha venido interviniendo el espacio público desde hace más de cincuenta años y ningún país ha registrado accidente alguno. Sin embargo el trabajo que ha hecho en San Isidro fue considerado por la PNP como un riesgo para los peatones debido a la tenue vibración del color. En realidad la Policía no está obligada a saber de arte ni conocer de las experiencias internacionales. Lo que resulta inexcusable en la actitud de Castañeda –que al igual que Fujimori quiere formar una dinastía con sus hijos– de ordenar borrar una obra de arte que merecía el mayor de los cuidados.

La intervención lejos de poner en peligro a los caminantes los hacía destacar ante los automóviles creando una protección virtual. Pero Castañeda ordenó borrarla basado en un Manual de Dispositivos de Control de Tránsito Automotor, el cual ha sido respetado escrupulosamente por el trascendental internacional. Manuel Velarde es el alcalde que con mayor coherencia se ha preocupado por los problemas urbanísticos de San Isidro, y es él quien tenía la responsabilidad de decidir sobre el futuro de esta obra. Pero Lima atropelló sus derechos y ahora San Isidro está en la obligación de reaccionar ante este nuevo vandalismo de la bestia.
 
RAMIRO PAREJA
Su XXXI muestra individual en La Galería vuelve a poner nuevamente en manifestación una maestría en el oficio y particularmente un profundo conocimiento de la historia del arte la que hasta ahora ha sido su principal soporte. Se trata de un magnifico pintor que durante largo tiempo estuvo trabajando en torno a la posmodernidad en cuadros memorables en los cuales se apreciaba cómo la imagen se adaptaba a la teoría de los filósofos de la época particularmente Derrida y Lyotard.

Pero esa retórica visual con el milenio fue decayendo y Pareja junto a otros artistas de su generación fueron buscando nuevas opciones de expresión para los tiempos que vinieron después del “fin de la historia”.

Esta revisión constituye un mérito, porque romper con un lenguaje aceptado y de extraordinaria acogida para reiniciar de nuevo un camino que logre identificarlo es un arduo proceso, lleno de indagaciones en las que ya lleva tres exposiciones, de las cuales la presente “Nudo Gordiano” es la más sobresaliente. Esas líneas que se enroscan o liberan formando estructuras similares a huesos y cadáveres, pues en este caso ella se encarga de definir las formas y de limitar los espacios, mientras que en los fondos podemos ver la infinidad de capas de color que finalmente quedarán cubiertas con la base sobre las cuales se liberarán los nudos.

Un gran artista. 

Loading...