Mao. Parte de la exposición Solo para i(NN)icia  dos. Serie de serigrafías que integran “La Carpeta Negra”, del grupo NN.
Mao. Parte de la exposición Solo para i(NN)icia dos. Serie de serigrafías que integran “La Carpeta Negra”, del grupo NN.
Edición 2537: Jueves, 3 de Mayo de 2018

Grande

Por: Luis E. Lama | “El ICPNA merece respeto por apostar por una expo que en otros tiempos hubie- ra sido censurada”.

Mao. Parte de la exposición Solo para i(NN)icia  dos. Serie de serigrafías que integran “La Carpeta Negra”, del grupo NN.
Mao. Parte de la exposición Solo para i(NN)icia dos. Serie de serigrafías que integran “La Carpeta Negra”, del grupo NN.

Elfredo Márquez, (Lima, 1963) es un caso atípico del movimiento artístico peruano. Arquitecto y urbanista, formado en la Universidad Ricardo Palma, se inicia con el colectivo Bestiario, haciendo una carpa cerca del Santuario de Santa Rosa en la Avenida Tacna para que el público pudiera tener espacios de esparcimientos y creatividad. Eran los tiempos de la Alcaldía de Barrantes y su teniente Alcalde –inolvidable Henry Pease- estimulaba proyectos de esta naturaleza. Bestiario permaneció 4 años en actividad, exactamente el período que Izquierda Unida gestionaba la ciudad en una alcaldía que como nunca antes se aproximó a la ciudadanía. Participaron arquitectos como Elio Martuccelli y artistas de una generación mayor como Herbert Rodríguez que aportaron con ingenio sus conocimientos para el enriquecimiento de la cultura popular. 

Disuelto Bestiario se formó el grupo NN, ingresaron nuevos miembros y otros lo abandonaron, estableciéndose nuevas alternativas de comunicación. Los tiempos habían cambiado y la guerra interna había recrudecido trasladándose de manera cada vez más agresiva del campo a la ciudad. A esto se añadía la ineficiencia del Estado y los excesos que se produjeron de ambos lados pero con distintos métodos. Ante el terror todos intentamos protegernos a nuestra manera. Muchos artistas comprendieron que el arte nunca iba a poder igualar la violencia de la vida, en cambio otros optaron por denunciar a su manera la tragedia en la cual vivíamos.

La Pachacuti (Like a virgin) (1988). La vedette   Iris Loza en el azul kitsch de la imaginería krishna.
La Pachacuti (Like a virgin) (1988). La vedette   Iris Loza en el azul kitsch de la imaginería krishna.
Muchos de los que formaron el grupo NN se caracterizaron por su dominio de la serigrafía, además por una posición que subvertía todo tipo de conformismo. Ellos crearon la obra más emblemática de esos tiempos. “La Carpeta Negra” una serie de serigrafías sobre fotocopias que hoy se ha convertido en un hito del siglo anterior. Allí están reproducidos los rostros que van desde Mao al Che Guevara con líneas de rayas para señalar el 424242, el número al que se tenía que llamar para denunciar a los que sospechaban senderistas. La carpeta añadía además una serie de afiches sobre el Perú que tenía como fondo la violencia que se daba en todos los ámbitos del país, desde el motín de El Sexto, la matanza en El Frontón, la miseria la podredumbre y la muerte. La carpeta hoy se encuentra en el Reina Sofía, el MALI y en grandes colecciones locales.

Alfredo luego pasa a colaborar con la Revista Marka, con notable trabajo gráfico, e integra el grupo Made in Perú, hasta que es llevado a prisión acusado por senderista por la dictadura de Fujimori, que se dedicó a perseguir a artistas e intelectuales después de comprobar la participación de Maritza Garrido Lecca en el movimiento.

Alfredo Márquez jamás se involucró en estrategia subversiva alguna para merecer este tipo de represalias. Fueron 4 durísimos años de cárcel hasta que el padre Hubert Lanssiers gestionó la libertad a todos los prisioneros que padecían una arbitraria prisión. Ese mismo año (1998) pinta La Pachacuti (Like a Virgin) el único cuadro erótico que le he visto y que coincidía con su reencuentro con la libertad, el amor, la ciudad y los amigos.

Zona NN. Un período radical.
Zona NN. Un período radical.

Curiosamente este hombre de tanto prestigio sólo tiene tres exposiciones, la primera de ellas Solo para i(NN)iciados sintomáticamente presenta a Mao en plena juventud, Javier Heraud, César Vallejo, Edith Lagos y tantos otros en un conjunto que en cierto modo puede verse como un tributo a la carpeta negra.

En un documental de Ann Kaneko “Against the grain” hay un largo informe sobre Alfredo que merece verse. Está de venta en los polvos porque nunca se exhibió públicamente. Allí está además el registro de la obra más emblemática que se haya hecho este siglo en el Perú: “La caja negra”, un cuadro que partiendo del barroco peruano incorpora los elementos contemporáneos que nos han conducido a la situación actual.

La ausencia de esta obra en  la antológica es por lo menos obscena. El cuadro que se encuentra sin exhibir en el MAC y es propiedad del Micromuseo de Gustavo Buntinx, no pudo exhibirse debido a las exigencias establecidas por su propietario, un impúdico involucrado en Callao Monumental, donde obras tan ridículas como “los árboles preñados”, autoría de Carlos Llosa, merecen dedicarle a todo el evento una versión de la maldición china: “sea que gente poderosa conozca bien tu nombre…”.

Con brillante curaduría de Miguel López, hay que añadir que el ICPNA merece el mayor respeto por haber apostado por una exposición que en otros tiempos hubiera sido censurada. Las muestras de Natalia Iguíñiz y Alfredo Márquez dan fe de un cambio radical en una institución clave en nuestro movimiento cultural.  

Loading...