La Plaza San Martín vista por el lente del fotógrafo Adrián Portugal (1977). Marcha contra el indulto a Fujimori .
La Plaza San Martín vista por el lente del fotógrafo Adrián Portugal (1977). Marcha contra el indulto a Fujimori .
Edición 2522: Jueves, 18 de Enero de 2018

Desgobierno

Escribe: Luis E. Lama |

La Plaza San Martín vista por el lente del fotógrafo Adrián Portugal (1977). Marcha contra el indulto a Fujimori .
La Plaza San Martín vista por el lente del fotógrafo Adrián Portugal (1977). Marcha contra el indulto a Fujimori .

La semana pasada el señor Kuczynski solicitó públicamente que lo dejasen gobernar. Luce que no se ha dado cuenta que nadie se lo impide, salvo su propio accionar.

El desgobierno que vivimos es absolutamente pernicioso, particularmente en un año en que la economía debería recuperarse por la cotización de los minerales y la notoria mejoría de América Latina.

La falta de confianza en este gobierno retrae las inversiones y, por lo menos, genera desconfianza, desbarrancando actividades económicas y condenando a su desaparición áreas como la del mercado del arte, que ahora se encuentra en caída libre. Es cierto que el descalabro se inició hace más de tres años y todos abrigaban la esperanza de que con un economista en el poder la crisis se iba a superar. Pero todo ha sido al revés: el pesimismo, unido a la indignación, anula los ánimos de los consumidores de arte que erróneamente consideran una banalidad invertir en galerías, a pesar de tener los recursos para hacerlo.

Al desánimo de los tiempos se han añadido estrategias erróneas como las ferias de arte, en las cuales los principales ganadores son los organizadores, pues su utilidad está asegurada con el alquiler de los puestos. Con tres ediciones realizadas, es el momento de evaluar lo positivo y negativo de estos eventos en el Perú.

No estamos apostando por la endogamia cultural. Toda actividad internacional es indispensable para ampliar horizontes, pero a nivel comercial también es necesario traer a compradores extranjeros para consumir arte del Perú. Las ferias además producen serias distorsiones de precios, particularmente el último día cuando las invitadas internacionales reducen drásticamente los precios para evitar llevarse de regreso su mercadería. Lo comprobamos en la última edición de Lima Photo, el único de estos eventos que considero indispensable debido a su orientación.

El cierre de Lucía de la Puente, el mejor espacio galerístico de Lima que ahora será ocupado por el rentable Hotel B, ha puesto en evidencia cómo muchas salas han dejado su empeño de promoción cultural debido a la falta de incentivos. Livia Benavides, Revólver, Frances Wu, que han hecho una magnífica labor, hoy aparentan encontrarse en un proceso de redefinición. Sin embargo, admitámoslo, muchas han encajado a incautos coleccionistas una serie de chatarra con pretextos de contemporaneidad. Son obras que después de cinco años se deberán tirar al tacho de basura. Pueden ver ejemplos en el libro de la colección Hochschild.

La serie fotográfica del colectivo SUPAY FOTO es un “testimonio de la indesligable relación entre arte y política” (Lama).
La serie fotográfica del colectivo SUPAY FOTO es un “testimonio de la indesligable relación entre arte y política” (Lama).

Lamentablemente la mayoría de artistas luce no darse cuenta del peligro que implica la disminución de esta actividad. Una galería le da externalidad a la obra cumpliendo con uno de los requisitos del arte: la comunicación con la sociedad y su carácter público. Es cierto que se puede hacer en una sala institucional como la del ICPNA o el Británico, pero son muy pocos los espacios públicos para albergarlos a todos. A esto se añade la pauperización de las salas de la Municipalidad de Miraflores y el desperdicio de Pancho Fierro para terminar consolidando un panorama desolador.

Después de una entrevista a Lucia de la Puente muchos reaccionaron con críticas que pueden ser razonables. El cobro del 50% de comisiones, la obligación de exclusividad y el pago de comisiones por trabajos vendidos fuera de la sala. Todo ello puede ser una práctica común en países en los cuales hay un mercado ordenado y las galerías representan con eficiencia a sus contratados. Pero la demanda de exclusividad es, por lo menos, una ceguera frente a nuestra realidad. Ningún espacio garantiza un mínimo de ventas para sobrevivir, por eso se debe recurrir a otros canales para vender.

Pero los artistas, todo hay que decirlo, constituyen otro factor de distorsión del mercado al vender en el taller a precios más bajos o descontando el porcentaje de comisión que a él le cobran. Con esa actitud no solo perjudican a una empresa sino que están contribuyendo a que el ordenamiento establecido se desmorone y ellos sean los primeros afectados.

Este análisis por su complejidad excede el espacio disponible. Por eso, para terminar, debo expresar mi admiración a los colectivos culturales que han participado en las marchas manifestando un compromiso con su sociedad. La extraordinaria obra de Adrián Portugal y otros miembros del colectivo SUPAY FOTO dan testimonio de la indesligable relación entre arte y política.

La agrupación cultural ha manifestado un compromiso con la sociedad peruana.
La agrupación cultural ha manifestado un compromiso con la sociedad peruana.

Loading...